Aún con los problemas de reputación que ha enfrentado en los últimos años, Facebook se mantiene como una de las plataformas digitales que mayores presupuestos publicitarios absorbe.

Marcas de diversas industrias encuentran en el alcance de la red social liderada por Mark Zuckerberg un gran aliado para expandir sus negocios y conectar de manera efectiva con las audiencias.

Publicidad, sectores y porcentajes

De esta manera, estimaciones entregadas por Statista indican que durante el primer y tercer trimestre del año pasado la plataforma registró 7 millones de anunciantes.

En este sentidos se preve que la industria de la moda es el sector que más aporta a la canasta publicitaria de Facebook.

Desde Socialbakers indican que entre abril y mayo de 2019, la industria de la moda acaparó el 27.8 por ciento de las publicaciones de marca en la plataforma social. A este sector siguió el debe belleza con 15 por ciento de presencia, los negocios de e-commerce como una participación del 13.9 por ciento y la industria automotriz asó como el retail con una cuota respectiva del 10.5 y 8.6 por ciento.

Nueva herramienta, mayor control

Aunque las ventajas son muchas para los anunciantes, lo cierto es que para mantener estas inversiones lo primero que deba hacer la red social es garantizar una base interesante de abonados, aspecto que durante los últimos años se ha visto amenazado por un aparente estancamiento en la materia así como por una baja considerable en el tiempo usuario que la firma logra captar.

Así, la red social ha buscado nuevos caminos y formas para conseguir, mantener y acrecentar la lealtad de sus suscriptores, en donde soluciones relacionadas con la privacidad, la personalización y el control otorgado a los usuarios han sido las constantes.

En este sentido, la plataforma acaba de lanzar una nueva herramienta que permitirá a los usuarios controlar qué aplicaciones y sitios pueden compartir sus datos de navegación y demás información otorgada para que sean utilizados a favor de los anuncios que se muestran en la red social.

¿Cómo funciona?

Bajo el nombre “Actividad fuera de Facebook” -nombre que reemplazó al original anunciado durante 2018: “Borrar historial”- esta función permitirá a las personas administrar y eliminar los datos que los sitios web y demás programas de terceros comparten con Facebook para fines publicitarios.

En palabras de la compañía, “eso significa que donde sea que vivas, ahora puedes ver un resumen de la información que las empresas, aplicaciones y sitios web comparten con Facebook. Nos envían información sobre los tipos de productos que estás viendo en sus sitios, y nosotros usamos esa información para mostrarte anuncios que son relevantes para ti”.

En este sentido, a partir de este mes, Facebook enviará una notificación para alertar a sus suscriptores que al hacer login en sitios de terceros mediante su perfil social es posible que su datos se utilicen para fines publicitarios, con lo que se dará la opción de activar esta función para controlar los datos que se autorizan para fines comerciales.

El impacto para las marca

El verdadero impacto para el sector de la publicidad y el marketing con la puesta en marcha de esta medida es la posible reducción de información sobre los usuarios que puede entregar la red social para optimizar la entrega y posicionamiento de las pautas en su plataforma.

Es decir, con el cambio, la cantidad de datos disponibles se podría ver reducida con lo que dirigir la comunicación podría ser un reto aún más difícil en tiempos en los que las audiencias reclaman personalización y comunicación one to one.

Sólo el tiempo determinará si la mediada resulta satisfactoria tanto para el negocio de Facebook como para el de sus anunciantes, los cuales ahora enfrentan nuevos desafíos relacionados con la confianza de las audiencias y la demanda de mejores experiencias.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.