Facebook: la zona de confort de las marcas

twitter: @chris_suta

La zona de confort es ese lugar en el que estamos a gusto con todo, es el lugar en donde no tenemos que esforzamos porque todo ahí adentro nos hace sentir tranquilos y protegidos. Todos los seres humanos pasamos (o estamos parados) en una zona de confort muchas veces en nuestras vidas y así como nosotros, las marcas indudablemente también están o tienen en momentos determinados, su zona de confort.

Con toda la revolución digital a las marcas les ha costado trabajo (tiempo e inversión) entender que deben buscar al consumidor en los espacios donde éste comparte, atraerlos hacia ellas con contenido relevante en el timing exacto y una vez teniéndolos allí, trabajar en la conversión y fidelización. Muchas marcas (sino la mayoría) entendieron que este proceso de Inbound Marketing debían hacerlo con soporte en las Redes Sociales e identificaron en aquellos inicios a Facebook, como la más idónea para lograrlo.

De eso han pasado ya años y curiosamente, aunque Facebook a incluido constantemente cambios a sus algoritmos que de una u otra forma han influido “negativamente” en el reach o engagement de la marca en la comunidad ya creada, las marcas siguen ahí. No se mueven. Siguen publicando casi lo mismo (prácticamente) que hace años, quizá con algunas variables nuevas como los videos o contenido un poco más relevante, cuando antes posteaban textos o memes. Es más, hoy día a las marcas no les ha quedado más remedio que pagar por aparecer en el feed de los consumidores y fans (si, lo que antes era gratis).

Y aunque todo esto lo están viviendo a diario, muchas marcas no se mueven, siguen en la zona de confort llamada “Facebook”. No quieren dar un siguiente paso ni quieren probar nuevas maneras (o canales) por razones que pueden ir desde temor a generar una crisis en un ambiente que no conocen hasta por razones de presupuesto, fácilmente entendibles, eso lo sabemos.

El Inbound Marketing: Moverse.

Las marcas deben moverse hacia el consumidor, ya nunca más será lo contrario. Si tomamos en cuenta los principios del Inbound Marketing, “buscar” a los consumidores donde ellos se encuentran y presentarles contenido interesante en el mejor contexto para atraerlos, significa que las marcas no se pueden quedar en su zona de confort. Si quieren atraer nuevos fans para convertir, deben moverse hacia ellos.

¿Y dónde están hoy día los consumidores? Les cuento que sólo en Facebook, no es. De hecho muchas cifras coinciden en que están migrando hacia Instagram, Twitter y más recientemente están felices probando Periscope (app de stream en vivo, ya les contaré). Si ya se tiene cubierto Facebook, sólo deberían quedarse cuidando esa “parcela” de zona de confort para cubrir la fidelización continua y atención del cliente. Y entonces, moverse.

Ni tan Early Adopter ni tan conformistas.

Pasando a lo siguiente. Están otras redes sociales en donde hay millones y millones de posibilidades de conquista y si el presupuesto lo ven como un problema, porqué no empezar un proyecto piloto en alguna de esas redes o realizar un par de acciones puntuales para ver el feedback y conocer el ambiente. Esto es lo que estoy trabajando con algunos de mis clientes para que se puedan medir resultados que permitan asignar un presupuesto mayor a futuro pero con la seguridad de captación y conversión. Sabemos que ser early adopter lleva su inversión y sus riesgos por eso en algunos casos propongo proyectos pilotos controlados, así la marca ve resultados tangibles sin la inversión gigantesca y sin arriesgarse al salir de su zona de confort, pero moviéndose.

El ser conformistas (por tiempo, dinero o costumbre) tarde o temprano le va a pasar a las marcas una factura mayor. La única ganancia de estar cuidando a su comunidad en Facebook estará en la fidelidad sobre esa comunidad (y los que no migran) pero dejarán afuera a los que ya se fueron, a los que comparten día a día tweets, a los que ven en las imágenes mayor atracción y a instagram como una comunidad más cercana. O a los consumidores actuales que siempre están buscando y premiando la posibilidad de comunicarse entre ellos, de ser sociales, divertidos y curiosos. Osea a los que usan Whatsapp, SnapChat, Persicope, etc. Incluso en el peor de los casos, al no estar presente en esas redes y tampoco “escuchar” lo que se dice de la marca en ellas, la factura podría ser de una crisis en esos medios que salte al mundo offline y perjudique las ventas.

….. Y todo eso puede pasar mientras la marca sigue “subida” en su engagement de Facebook, feliz y ¡perdida! en su zona de confort.

loading...
Compartir
Artículo anterior¡Adiós Cuau! el marketing te va a extrañar
Artículo siguienteUptown Funk: Receta para un Community
Fundadora y CEO de Tequilagarage. Con 20 años de experiencia en Tecnología e Innovación. Estratega Digital. Posicionamiento y Visibilidad. Manejo de Marketing Digital y Marketing Político Digital. Identificación y Manejo de Crisis en Social Media. Monitoreo y Coaching en Social Media. *Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.