Facebook bloquea la cuenta del hijo del primer ministro de Israel

Facebook
Foto: Bigstock
  • Facebook tiene más de 2 mil 200 millones de usuarios a nivel mundial

  • Lleva meses tratando de restablecer su reputación corporativa y la confianza de los usuarios.

  • El hijo del primer ministro de Israel publicó mensajes considerados racistas y de odio.

Sabemos que el crecimiento de internet y las plataformas sociales han transformado radicalmente la forma en que nos comunicamos, pero desafortunadamente algunas veces son usadas con malos fines, esto ha llevado a compañías como Facebook, Google y Twitter a implementar acciones contra los usuarios que las ejecutan.

En el caso particular de la red co-fundada por Mark Zuckerberg, este tema ha sido uno de los tanto que le han significado un duro impacto en su reputación corporativa y en la con confianza de los usuarios.

Si bien es cierto que es la plataforma social con mayor base de usuarios -más de 2 mil 200 millones-, también lo es que lleva meses sufriendo descalabros. Por ello, no pierde oportunidad posible para transmitir mayor confianza.

Ahora, Facebook lo hizo al bloquear la cuenta oficial del hijo del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

¿Por qué lo hizo?

Sabemos que la red social lleva tiempo trabajando en combatir las fake news y las publicaciones con mensajes de odio y racismo. Al parecer, esta última fue la razón por la cual decidió dejar offline el perfil oficial de Yair Netanyahu.

De acuerdo con diversos medios, el hijo del primer ministro israelí publicó varios mensajes en Facebook considerados racistas y de odio contra los musulmanes y los palestinos.

Uno de ellos, citado por varias fuentes internacionales decía: “no habrá paz en Israel hasta que todos los judíos abandonan la tierra de Israel o todos los musulmanes abandonan la tierra de (…) prefiero la segunda opción”.

Sus publicaciones despertó el rechazo y una serie de críticas por los usuarios de la red social pero, también el respaldo de muchos otros.

Pese a la reacción dividida, Facebook decidió borrar la publicación.

La lucha contra las publicaciones de odio

La postura de la compañía de Menlo Park no es de extrañar, desde hace meses algunas de las principales compañías tecnológicas de Estados Unidos decidieron atacar de manera abierta las publicaciones que fomenten el odio racial, sexual o religiosa en las redes sociales y plataformas digitales.

Y, es que pese a que la libertad de expresión es uno de los derechos humanos fundamentales, desde hace algún tiempo se ha registrado el aumento de publicaciones, principalmente en Facebook, Twitter y YouTube, incluso Instagram, que incitan a la discrimanción y al rechazo de algunos sectores de la población.

De hecho, la red social de Zuckerberg ha impulsado diversas acciones relacionadas con este tema, una de ellas es el uso de la inteligencia artificial para la moderación de contenidos y, en caso de ser necesario, eliminar aquellos que muestren contenido sexual o violento de manera gráfica, promuevan discurso de odio, fake news, o compartan spam.

La razón por la que se eliminan este tipo de contenidos

Si bien, la razón que defienden las plataformas digitales para eliminar este tipo de contenidos está atada a que buscan transmitir mayor confianza en sus usuarios, la realidad es que también cuidan sus intereses.

En este caso es la publicidad digital, recordemos el caso de YouTube y el escándalo de anuncios que fueron difundidos cerca o en contenidos con mensajes de odio, lo que afectó a más de 300 marcas, entre las que se pueden reconocer a Adidas, Amazon, Facebook, Hershey, LinkedIn, Mozilla, Netflix, Under Armour y Netflix, según un reporte entregado en abril de este año por CNN.

Si lo pensamos en Facebook, lleva meses tratando de restablecer su reputación corporativa, y eso está bien. Pero no olvidemos que también esta trabajando en nuevas modalidades de publicidad y sus motores de búsqueda, por lo que el moderar contenidos como el del hijo del primer ministro de Israel puede ser una manera de enviar un mensaje de que no le temblará la mano a la hora de moderar este tipo de contenidos.