• De acuerdo con Toyota, el proceso de reapertura de las fábricas en México incluirá también sesiones de entrenamiento

  • Éstas, junto con pruebas de producción, estarán enfocadas a diseñar un nuevo protocolo de operación para el futuro

  • Tampoco Mercedes-Benz había podido reanudar sus actividades en EEUU por el cierre económico en la República

Dentro de México, a pesar que apenas se están alcanzando los niveles máximos de muerte e infección en buena parte del país, lentamente se está trabajando para reabrir la economía. Lo anterior, debido a que fábricas, negocios y marcas no pueden seguirse dando el lujo de solo seguir con las puertas cerradas. Por supuesto, la economía local tiene un peso muy grande en esta decisión de gobierno. Sin embargo, también hay preocupaciones internacionales detrás.

Esto es especialmente cierto en el caso de las automotrices. Si bien México apenas se alista para la reapertura, en Estados Unidos (EEUU) ya llevan varios días operando con una cierta normalidad. Sin embargo, las marcas productoras de vehículos han tenido que paralizar una parte de sus fábricas porque muchos de sus insumos provienen de la República. Mientras que algunas empresas seguirán sufriendo por este problema, Toyota podrá seguir adelanta pronto.

De acuerdo con Reuters, Toyota se está alistando para reabrir sus fábricas en México. En concreto, se van a volver a abrir las instalaciones que tiene tanto en Baja California como en Guanajuato. Se espera que estas tareas se reanuden de forma gradual, aunque no es muy claro cómo es que se dará la reapertura. Sin embargo, un vocero de la automotriz señaló que en el proceso se incluirán nuevos estándares y protocolos de sanitización y protección médica.

¿La luz al final del túnel para las fábricas automotrices?

Como Toyota, muchas compañías del sector están ansiosas por saltar de vuelta al ruedo. GM y Fiat-Chrysler también están a la espera de la reapertura de sus fábricas en México para que puedan recuperarse sus negocios. Nissan y Renault, ahogadas en problemas financieros, a la vez están pendiendo de un hilo para poder asegurar la permanencia de sus compañías. Está también el caso de compañías al estilo de Ford, que ha tenido que lidiar con nuevos brotes.


Notas relacionadas


Sea como sea el tiempo y plan de reapertura, se tiene que aceptar que éstas son excelentes noticias para Toyota. Con sus fábricas en marcha dentro de México, podrá poco a poco volver a la normalidad tanto en EEUU como en la República. Esto también contribuirá a regresar un poco el dinamismo económico a estas regiones. Con el tiempo, la renovada circulación de dinero podrá re-incentivar la compra de vehículos y a su vez impulsar sus ventas para el año.

Pero también se tiene que aceptar que el reto enfrente de Toyota es complejo. En EEUU tal vez la pandemia ya está yendo a la baja. Pero en México, todo indica que apenas se está llegando al pico de la infección. Así que para reanudar las tareas en las fábricas se tendrán que poner estrictos protocolos de protección médica. De lo contrario, se empezarán a registrar nuevos brotes de COVID-19 entre su personal. Y habrá entonces que enfrentar el impacto a su marca.

Un largo camino para el final de la pandemia

No solo las fábricas de Toyota en México tienen todavía muchas barreras que resolver. Desde hace unas semanas que ya se estimó cuándo podría darse el segundo gran brote de casos en el país. Algunos fármacos que se han estado probando dentro de la República de hecho han sido identificados como peligrosos por estudios internacionales. A eso se debe sumar el hecho que más de dos mil 500 tiendas en toda la nación podrían cerrar para siempre solo en junio.

A escala global, fábricas, empresas y negocios también tienen un largo tiempo por esperar antes que se pueda declarar oficialmente el final de esta pandemia. De acuerdo con Scientific American, la solución tendría que incluir necesariamente una vacuna o tratamiento. Según el New York Times, también puede llegar a su fin si la gente deja de tenerle miedo al brote. Y en datos del Economic Times, hasta que el público aprenda cómo convivir con esta enfermedad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299