Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Evolución de los NFT: del activo digital a la aportación social

En un principio los NFT no hacían más que completar un personaje en un videojuego, ser un archivo coleccionable o ser una alternativa en la estrategia omnicanal de las marcas para brindar una mejor experiencia al consumidor, pero hoy en día viran a la búsqueda de lograr un impacto tangible en la sociedad.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Usuario vende por error NFT de un millón de dólares a un centavo
  • Los activos digitales o token no fungibles son una oportunidad de propiedad individual en los metaversos.

  • Su valor tiene relación con su autenticidad: el arte y las marcas en sus estrategias de marketing están aprovechando su gran oferta de valor.

  • No obstante, como todo producto que se encuentra expandiendo sus fronteras, los NFT siguen la tendencia de apoyar a causas sociales.

Con la tecnología blockchain y los activos digitales, las personas pueden ser dueñas de archivos digitales intercambiables que tienen un valor medido por la autenticidad. De acuerdo con DappRadar, el mercado de los NFTs experimentó un crecimiento exponencial, luego del boom de las criptomonedas alcanzó aproximadamente los 400 millones de dólares (mdd) en ventas por mes; actualmente, llega a los 13 mil mdd. En ese crecimiento, el arte y la publicidad han visto una oportunidad para realizar colecciones diferenciadas y mejorar la experiencia de compra; no obstante, los NFT están expandiendo sus fronteras para ser un canal de aportación social.

De acuerdo con Statista, en el transcurso de 2021, la palabra de moda fue NFT, los mercados más interesados por la tendencia fueron el asiático y el estadounidense. Con ello, la capitalización del mercado de los Tokens No Fungibles (NFT) ha mostrado un crecimiento acelerado los últimos años multiplicando diez veces su valor de 2018 a 2020 y es que en 2018 tuvo un valor aproximad a los 40 mdd y para 2020 alcanzó los 338 mdd, indica NonFungible.

Como se mencionó anteriormente, los mercados más fuertes es el de Asia y de Estados Unidos, por la penetración de los videojuegos, donde principalmente tuvieron uso los NFT en un inicio. Desde la perspectiva de Andrés Enriquez, CEO de Orphic y fundador de Cultura Colectiva, en Latinoamérica el mercado apenas está entrando.

“No representa ni el cinco por ciento de la industria total, es mucho más en mercados anglosajones y asiáticos donde está teniendo gran parte del auge”, dijo.

El beneficio de los NFT es que es un archivo intercambiable y único que tiene un registro en el blockchain y “otorgan el inequívoco beneficio de la propiedad digital”; además, tienen un “rápido ciclo de validación” porque es cuestión de minutos para saber si un NFT es valioso o no, mencionó Ana Chávez, Community Lead de Binance en Español.

 

Los NFT evolucionan de ser solamente un activo digital a la aportación social

En un principio los activos digitales no hacían más que completar un personaje en un videojuego, ser un archivo coleccionable o ser una alternativa en la estrategia omnicanal de las marcas para brindar una mejor experiencia al consumidor, pero están evolucionando y se está creando una visión en donde en los posibles metaversos las acciones tengan valores y generen un impacto social.

“Que puedan beneficiar las causas que tienen necesidades económicas tangibles”, apuntó Gabriela Delgado, Directora General de A Favor de lo Mejor A.C.

La tendencia del compromiso social complementa y apoya el propósito de mejorar la situación de los sectores vulnerables de la población. Según Llorente & Cuenca (LLYC), con la responsabilidad social, las marcas dan una buena cara a la sociedad, y con ello, acentuar la existencia de marcas más empíricas y humanas.

De acuerdo con un estudio internacional de Business Machines Corporation (IBM), los consumidores priorizan aquellas marcas sostenibles, aliadas con sus valores y hasta están dispuestos a pagar más o cambiar sus hábitos de compra.

“El 70 por ciento de los consumidores que compran teniendo en cuenta estos valores paga una cantidad adicional de un 35 por ciento más por sus compras sostenibles”, apunta IBM.

Ejemplo de que los activos digitales únicos pueden ser aliados de las causas sociales para la resolución de problemáticas tangibles de las naciones lo dan A favor de lo Mejor A.C en conjunto con Nobrainer Universe y un segundo ejemplo lo brinda la campaña realizada por Ogilvy Varsovia y Fundacja Onkologiczna Alivia. Ambos casos realizarán subastas para beneficiar a un sector vulnerable: del lado de A favor de lo Mejor A.C. llevará las ganancias de la subasta de NFTs a asociaciones como Banco de Alimentos, Construyendo y Creciendo, Movimiento STEM, Amnistía Internacional, entre otras.

A decir de Jorge Dryjanski, socio fundador de Nobrainer Universe, el mundo está pasando por una transformación tecnológica con grandes implicaciones en la vida de la población.

“Queremos utilizar una de estas tecnologías, los NFT’s, para proyectar una visión social a esta realidad del futuro, que buscamos sea siempre mejor para los seres humanos”, puntualizó.

En el caso de la campaña realizada por Ogilvy llamada “Buy My Cancer” es una poderosa serie de arte NFT, la cual plasma células cancerosas vivas y reales para ayudar al financiamiento de pacientes que sufren la enfermedad en cualquiera de sus tipos.

En ese sentido, el poder de los NFT ha llegado a proyectar realidades de personas que sufren de la enfermedad y la campaña no solo se queda ahí, sino que se basa en pacientes, por ejemplo, la primera colección es parte de las células de Jakub, un joven de 24 años que busca donaciones para continuar con su tratamiento.

“Combina ciencia, arte, medicina y tecnología en un esfuerzo por salvar vidas. Las fotografías microscópicas de células cancerosas vivas reales se utilizan como base para obras de arte creadas por artistas de renombre mundial”, apunta la página web de la campaña.

Los NFT y su autenticidad se convierten en un impulso para las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y otras con fines sociales. Los activos digitales se convierten en un ingreso extra a los convencionales y existe la opción de que su valor en el mercado se expanda con la colaboración con influencers, artistas u marcas famosas.

 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores