Eventos Green: furor y necesidad

Es evidente que existe una preocupación latente a nivel mundial por los problemas ambientales: el cambio climático, la contaminación, la deforestación, la escasez de agua, la pérdida de la biodiversidad, el ordenamiento urbano, etc.

En los últimos años muchas empresas, independientemente de su giro, han implementado acciones con el objetivo de “poner su granito de arena” para controlar, disminuir o erradicar estos problemas que afectan a todos sin distinción.

Ante esta situación la Industria de Reuniones ha puesto especial énfasis en los Eventos Green. Los organizadores tenían que cerciorarse de que todos los aspectos de cada evento, bajo esta denominación, incluyendo su sede, servicios alimenticios, transportación y provisión de materiales, fueran adquiridos con la finalidad de reducir el impacto ambiental.

Poco a poco, esta preocupación ha cobrado mayor fuerza y ahora las soluciones no sólo se centran en el medio ambiente, también buscan permear para generar un cambio a favor de otras áreas como la social y la económica; de esta forma, surgen los Eventos Sustentables.

Es bien visto y además llamativo en la Industria, llevar a cabo eventos de este tipo; el grado de atracción, sobre todo en congresos internacionales sustentables, es mucho mayor ya que las personas reconocen el esfuerzo.

Alrededor de la sustentabilidad, existen diversas instituciones que avalan, mediante certificaciones, el compromiso de cada empresa y evento en esta materia. Por ejemplo, la certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés) es un sistema con reconocimiento internacional para edificios sustentables creado por el Consejo de Edificación Sustentable de Estados Unidos (U.S. Green Building Council). Existen diversos venues en México y en el mundo con este sello de calidad ambiental en su construcción y su mantenimiento. Hay marcas tan comprometidas con la causa que buscan Meeting Planners especialistas en la materia y juntos se encargan de que todo esté alineado a favor del medio ambiente, la sociedad y la economía. Todos los detalles son importantes: el recinto, los materiales, la energía que se utiliza, los alimentos que se ofrecen, etc.

Los beneficios de organizar eventos de este tipo son diversos: en primera instancia, es una decisión propia que te ofrece satisfacción personal de saber que estás contribuyendo a mejorar el mundo; en segundo lugar, como lo mencioné en párrafos anteriores, el nivel de atracción a este tipo de eventos es mayor y, finamente, en el gremio te conviertes en un ejemplo a seguir por tus colegas y colaboradores; poco a poco la cadena de valor se extiende logrado permear más sectores y estratos sociales.

Lograr un evento 100 por ciento sustentable requiere de mucho esfuerzo, de múltiples acciones, de trabajo en equipo, de colaboradores y proveedores comprometidos y apasionados por el mismo fin. Sin duda, realizar este tipo de eventos es mucho más que la tendencia paperless, que promueve que toda la publicidad, encuestas, promociones, etc. se distribuyan de manera digital; o que los coffee breaks sin el uso de botellas, vasos y platos desechables o que la donación de la comida que no se consume, pero también es cierto que por algo se empieza; toda buena acción, por pequeña que sea, contribuye al bienestar general.

Es tarea de todos mejorar el espacio y ambiente en el que vivimos, por lo que los invito a unirnos y lograr una Industria de Reuniones en México a favor de un mundo mejor.