Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Cine mexicano: Una industria en potencia para los estudiantes de CONALEP

La industria cinematográfica ha adquirido una importancia creciente. Por ello, la decisión de La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) de firmar un convenio con el CONALEP, ha sido un acierto para los estudiantes técnicos

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Industria cinematografica
  • En los últimos años la industria cinematográfica ha tenido un crecimiento importante a nivel mundial
  • Por ello, el convenio celebrado el pasado 5 de agosto por La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) y CONALEP, representa un acierto para sus estudiantes
  • Los cuales tendrán la oportunidad de insertarse en la industria

 

En México, la industria cinematográfica ha adquirido una importancia creciente. El Instituto Británico de Cinematografía publicó un estudio de PwC, donde el país se posiciona en el ranking mundial número once de las naciones que registraron el mayor volumen de ingresos cinematográficos en 2019. Frente a este contexto, la decisión de La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) de firmar un convenio de colaboración pedagógica con el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP), ha sido un acierto para que los estudiantes de este nivel medio superior puedan desarrollarse en la industria. 

Industria cinematografica

El convenio que iniciará en la Ciudad de México pretende que en el colegio se impartan conocimientos técnicos sobre cine y audiovisual que permitan la especialización de los jóvenes, con la finalidad de abrir la inserción laboral en México. Hasta ahora, se están concretando cuatro carreras técnicas: Vestuario para cine y audiovisual, Utilería y decoración para cine y audiovisual, Construcción y montaje para cine y audiovisual y Montaje de Iluminación y Tramoya para cine y audiovisual. 

Una industria potencial 

Datos del INEGI apuntan que, en 2018, el producto interno bruto (PIB) de la cultura representó 3.2 por ciento del total del país, de esta cifra, los medios audiovisuales (cine, internet, radio, televisión, videojuegos, propiedad intelectual, comercio y gestión pública relacionada) aportó el 36.8 por ciento de la contribución. En especifico, el PIB de la industria cinematográfica ascendió a 20 110 millones de pesos, traducido a porcentajes: generó el 0.09 por ciento de la economía nacional.

La capacidad productora y creativa en la industria cinematográfica mexicana le ha permitido producir películas nacionales que se han visto favorecidas en su internacionalización por la cercanía a Estados Unidos –quien encabeza el ranking de ingresos de cine a nivel mundial–. Sin embargo, la larga historia del cine en México ha dejado un saldo de fortalezas y debilidades, como: la falta de iniciativas conjuntas entre los integrantes de la industria; la falta de políticas publicas que promuevan la producción, las restricciones de su comercialización y la capacitación de los recursos humanos. 

 

¿Hay trabajo en la industria cinematográfica? 

En 2018, datos del anuario estadístico de cine mexicano (2019) realizado por la Secretaria de Cultura y el Instituto Mexicano de Cinematografía indicaron que, la industria generó 30 mil 946 puestos de trabajo ocupados. Y, de cada 100 puestos, 66 fueron dependientes de razón social, es decir, trabajan directamente con un establecimiento. A los asalariados, la industria les pago 1951 millones de pesos. 

Todo estos empleos, dieron como resultado en 2018, la producción de 184 títulos, superando por 8 producciones el año 2017 y, por 22 producciones al año 2016. 

Este dinamismo de la industria mexicana demuestra que su potencial es mayor al visto, por ende, la capacidad de generar empleos de buena calidad es una posibilidad de que el país suba en el ranking mundial, se integre a la cadena productiva de forma más integral y, dé empleo a los nuevos 70/100 técnicos que certificará la Secretaria de Educación Pública por parte del CONALEP.

 

Influencia del cine en la sociedad

La población mexicana, según Statista, forma parte de los cuatro consumidores de cine más importantes del mundo después de India, China y Estados Unidos. Siguiendo esta línea, el gasto que hicieron los hogares mexicanos para el disfrute de cine en 2018 fue de 34 56 millones de pesos. 

Lo anterior, hace que los mexicanos se vean influenciados por el cine. Sin embargo, hay muchas perspectivas de como actúa el cine en el país y en el mundo, entre ellas se encuentran: como un conformador de la identidad nacional; un socializador informal, medio de concientización y de educación masiva y, un instrumento de modernización y agente secularizador.

La primera perspectiva, retomada de los trabajos de Carlos Monsiváis, toma la influencia del cine como una puesta en escena y legitimación de las peculiaridades mexicanas que ayudan a la construcción nacional y popular urbana. Bajo esta idea, las películas resultan constructoras de identidades, al igual que ir al cine o hacerlo. 

En la segunda perspectiva, retomada de la historiadora Julia Tuñón, el cine tiene un papel socializador, medio de concientización y de educación masiva, pues en las películas se muestra una realidad muy distinta a la existente. Finalmente, siguiendo la investigación del académico Aurelio de los Reyes, el cine influye como un instrumento de modernización y agente secularizador, porque la población reproduce algunas influencias de la sociedad. 

Importancia en la educación 

Ahora bien, el cine es una herramienta poderosa y cuando se incluye en la educación, los jóvenes la interpretan como un recurso didáctico que en realidad, posee una dimensión informativa. Así, ayudará a los alumnos del CONALEP a estar preparados técnicamente para resolver conflictos en la sociedad, acceder a ella y describir su realidad. 

Según el pedagogo, Enrique Martínez-Salanova Sánchez, los objetivos de incluir la integración del cine en el curriculum son: permitir que el alumnado conozca uno de los lenguajes audiovisuales; facilitar un medio para el conocimiento y la expresión que beneficia al desarrollo de las capacidades creativas, cognoscitivas, artísticas y expresivas y, propiciar un instrumento para la creación a partir de los conocimientos y experiencias propias. 

En conclusión, el convenio celebrado por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) con la educación técnica y pública favorece la profesionalización de los alumnos creativos que se quieren incorporar a la creciente industria audiovisual mexicana, la cual se encuentra muy bien posicionada a nivel internacional.  Asimismo, fortalece los vínculos de los profesionales del cine con la formación de las audiencias y de la sociedad, misma que se verá influenciada por el nuevo contenido audiovisual. 

Leer más:

Otros artículos exclusivos para suscriptores