Estrategias de diseño para el branding personal

En muchas ocasiones, el atuendo que eliges para vestirte dice más que mil palabras y puede definir el quién eres.

branding personal

En gran medida tu branding personal tiene que ver mucho con tu imagen, por esta razón, saber alinear lo que te define con tu apariencia harán que seas totalmente congruente y por lo tanto creíble y confiable.

A las personas nos gusta estar con aquellos que logran establecer un estilo propio, sin embargo, ¿sabías que del 100% de lo que proyectas ante los demás, lo primero que registra su vista es 55% tu apariencia, el 38% de tu comunicación no verbal y 7% toma en cuenta el mensaje que transmites?

Hoy quiero hacerte consciente de la gran información que das al seleccionar tu atuendo, lo cual te servirá para ser estratégico a la hora de presentarte, y con ello, lograr alinear tu mensaje de branding con tu apariencia.

Iniciemos entendiendo que lo que determina tu apariencia con respecto a la ropa son cinco elementos del diseño que están presentes: líneas, formas, colores, texturas y estampados.

Para entenderlo mejor, tomemos en cuenta que el código es el elemento que usa la ropa para “hablar”. Así es, tu ropa habla mandando señales y transmitiendo mensajes que no siempre estamos conscientes o no siempre los percibimos. Lo importante aquí es entender estos códigos y señales para que puedas utilizarlos a tu favor.

En este artículo nos enfocaremos en definir lo que provocan estas líneas y sus efectos psicológicos para que puedas ser asertivo a la hora de seleccionarlos.

Tenemos de dos tipos de líneas: rectas y curvas; y en cuanto a la dirección, pueden ser verticales, horizontales o diagonales.

Las líneas rectas representan un efecto psicológico de rigidez, fuerza, formalidad, masculinidad y severidad. En cuanto a la ilusión óptica, nos referimos a que este tipo de líneas enfatizan, refuerzan e incrementan. Además, puedes utilizarlas para disimular las líneas curvas y áreas redondas de tu cuerpo.

Un claro ejemplo sería usar un traje de “raya de gis”. El que lo porta dará este efecto de seriedad y seguridad. Además, la solapa tanto del saco como del cuello, enfatizan estas líneas rectas, angular acentuando aún más este efecto.

Si quieres resaltar aún más esta proyección, también la selección de tu corbata puede ayudar. No será lo mismo si usas una corbata lisa que si eliges una de rayas. Lo mismo pasa con la selección de una camisa estampada vs. una lisa.

Ahora, las líneas curvas representan un efecto psicológico, de gentileza, suavidad, feminidad, cercanía y alegría. En cuanto a la ilusión óptica, este tipo de líneas mantienen la atención por más tiempo pues aumentan, enfatizan y refuerzan las líneas redondas y suaves del cuerpo.

En ocasiones donde tu proyección debe ser más empática y cercana, te recomiendo usar elementos con líneas redondeadas, pueden ser un acierto. Por ejemplo una chamarra con cuello redondeado, te hará ver más amigable y cercano.

Otra cuestión importante a considerar es la dirección de las líneas. Las líneas verticales representan un efecto psicológico de formalidad, fuerza, dignidad, conservador, majestuosidad, eficiencia y rigidez. En cuanto a la ilusión óptica, aumenta, enfatiza, refuerza longitud, altura, angostura y adelgaza, además disimula líneas horizontales.

Si eres una persona de estatura media o baja, usa líneas verticales, estas harán el efecto de mayor proyección, además puedes reforzar usando por ejemplo corbatas o bufandas, esto reforzará las líneas verticales y por consecuencia te ayudará a lucir más imponente. Para las personas con sobrepeso, son muy recomendables porque logran la ilusión óptica de afinar.

Las líneas horizontales representan según el efecto psicológico, estabilidad, tranquilidad, serenidad, letargo, relajación y reposo. En cuanto a la ilusión óptica, aumenta, enfatiza y refuerza anchura y estatura baja, además disimula líneas verticales. Colocadas arriba, provoca altura y colocadas abajo, provoca poca estatura.

Estas líneas utilizadas correctamente, son una gran táctica. Acentuar con este tipo de líneas la parte alta del pecho y hombros provocan proyectarte con mayor fortaleza.

Las líneas diagonales representan según el efecto psicológico, movimiento, excitante, actividad, inestabilidad, interesante, dramático, inquieto, sofisticado o vitalidad. En cuanto a la ilusión óptica, aumenta, enfatiza, refuerza la dirección y el ángulo dominante, disimula además las líneas verticales y horizontales.

Ahora, es momento de que elijas el atuendo ideal que vaya acorde a la imagen que quieres proyectar.