Diversos medios de comunicación alrededor del mundo reportan un tiroteo en la escuela secundaria Stoneman Douglas en Parkland, Florida, hecho que dejo como saldo preliminar cerca de 20 heridos y una persona muerta.

Decenas de vehículos policiales, entre los que se incluye un tanque, se encuentran en el lugar en el que el FBI colabora para identificar al presunto atacante que, a decir de la información difundida por el canal 7 News Miami, no ha sido localizado, pero fue visto por última vez en el ala oeste del centro educativo.

La información relacionada con este lamentable acontecimiento es aún escasa y poco precisa; no obstante, espacios como las redes sociales -especialmente Twitter- han funcionado como un canal de gran valor para transmitir datos oficiales al respecto.

La policía de Coral Springs, encargada de atender la contingencia, indicó a través de su cuenta de Twitter que la instituciones educativa se encuentra cerrada, y que tanto alumnos como maestros que permanecen dentro de la escuela deben permanecer encerrados haya que las autoridades policiacas lleguen a ellos para evacuar el edificio.

De igual manera, este espacio de interacción social también funcionó como un medio vital de comunicación para los estudiantes y demás personas afectadas por el ataque, quienes mediante publicaciones en tiempo real pudieron alertar a las autoridades, familias y demás usuarios sobre la situación vivida al interior del inmueble.

En tanto, el presidente Donald Trump expreso sus condolencias a las familias de los afectados al tiempo que afirmó que “Ningún niño, profesor o nadie debería nunca sentirse inseguro en una escuela americana”.

Según datos de CNN desde 2010 se registran 14 tiroteos significativos en escuelas de Estados Unidos, incluido el ocurrido la tarde de este miércoles.

Actualización: La Policía de Broward confirmó la detención del atacante, aunque aún se desconocen las causas del ataque o más información al respecto.