Este año se destapó la cloaca en YouTube y Google contratará a 10 mil personas para tener un mejor control

Durante 2017, la plataforma de videos YouTube se vio envuelta en problemas relacionados con el contenido extremista y violento, a veces dirigido a los niños, lo que le trajo conflicto con los anunciantes. Ahora, dice que está tomando cartas en el asunto.

La plataforma de videos YouTube cuenta con más de mil millones de usuarios y cada día se ven más de mil millones de horas de video, más de la mitad a través de dispositivos móviles, esto de acuerdo con datos de la compañía.

Y la escalabilidad ha generado problemas de contenido. A mediados de este año, cientos de marcas, la mayoría del Reino Unido, realizaron un boicot contra YouTube porque sus anuncios aparecieron en videos que promueven el racismo, la discriminación y la violencia.

En ese entonces, YouTube dijo que haría algo para solucionar el problema.

Meses más tarde, quedó en evidencia una red de contenido dirigido a los niños a través de animaciones que promueve mensajes de violencia con historias perturbadoras.

Al respecto, YouTube dijo que mejoraría sus filtros.

Hace unas semanas, una investigación del Times que descubrió que existen cerca de cien mil cuentas de depredadores sexuales que escriben comentarios de acoso en videos donde aparecen niñas y adolescentes en actividades como gimnasia o ejercicios.

YouTube respondió que eliminó miles de cuentas de pedófilos que acosaron a niños y niñas.

La bola de nieve que ha caído sobre YouTube en torno al contenido ha puesto en la mira a la empresa de Google, especialmente por parte de agencias y anunciantes. Ahora, señala que hará más cosas para evitar problemas.

A través de un post en el blog oficial de Google, Susan Wojcicki, CEO de YouTube, señaló que además de las ventajas que la plataforma de videos ha traído a la sociedad, la apertura también a creado problemas, con malos actores explotándola para manipular, confundir, molestar y hasta causar daño.

YouTube señala haber aprendido de sus errores y dice que para el próximo año habrá más de 10 mil personas revisando el contenido que puede violar las normas de la compañía.

Además, asegura que trabajarán con académicos, la industria y expertos para tener una mejor comprensión de los problemas emergentes.

YouTube asegura que se han quitado más de 150 mil videos de extremismo violento y que los algoritmos detectan el 98 por ciento de este contenido.