¿Estás tirando dinero buscando nuevos clientes?

Cuando estamos realizando nuestros planes de inversión para una campaña publicitaria, normalmente buscamos la forma de atraer nuevos clientes. Destinamos un gran presupuesto, en ello ¿Vale la pena la inversión? Si tu marca o compañía ya no está en la etapa de lanzamiento, es decir ya está madura y con una gran cantidad de clientes, que al menos te compraron en una ocasión, no es recomendable que destines tanto presupuesto en generar nuevos clientes, es mejor enfocarte en los actuales.

Habrá quienes aseguran que, por el ejemplo, el segmento de mercado de consumidores Millenians, no son leales a una marca o producto. ¿Qué tan cierto será esta afirmación? Seguramente te estás haciendo esta pregunta ¿Valdrá la pena seguir invirtiendo o direccionando los esfuerzos del área de mercadotecnia en mantener cautivo a este segmento de consumidores?

También hay quienes aseguran que en tiempo de crisis (y hablo cuando se recortan presupuestos publicitarios) hay que enfocarse en los clientes actuales. FIDELIZARLOS, creo sería el término correcto. En mi artículo anterior te hablé sobre la importancia de INCREMENTAR LOS BENEFICIOS AL CLIENTE, en lugar de bajar los precios. Una gran estrategia, para incrementar la competitividad de las marcas, es lograr tener clientes leales, fieles a la marca o servicio. ¡Claro que los hay!, un cliente feliz, satisfecho, es un fan y un fan es un embajador de la marca. Es más rentable enfocarte en tus clientes actuales, beneficiarlos, premiarlos, enamorarlos, clientes cautivos; que se sientan halagados por la marca, atendidos y entendidos; así logras más ventas.

¿Qué puedes hacer con tus clientes actuales? Te comparto cinco estrategias infalibles y sobre todo, de bajo presupuesto.

  1. Incrementa la frecuencia de compra de tus clientes actuales.
  2. Haz que tus clientes actuales consuman más de lo que tenían pensado.
  3. Explota tu base de datos de clientes actuales, utilizando diferentes estrategias de comunicación.
  4. Premia su compra, crea un plan de recompensas.
  5. Convierte a tus clientes en embajadores de tu marca, y premia las recomendaciones que hagan sobre tu marca o producto.

De nada sirve una de las cinco estrategias anteriores si no las acompañas de un excelente servicio. Un gran servicio al cliente es un elemento esencial en esta ecuación.

Destina parte de tu presupuesto en premiar a tus clientes actuales, en comunicarte directamente con ellos, en escucharlos, en enamorarlos; si lo implementas te darás cuenta de que tus ingresos serán mayores con un presupuesto y esfuerzo menor.

“Es más barato fidelizar a los clientes actuales que conseguir nuevos clientes”
Mario Alberto Briceño Martínez