¿Estás lejos de tu pareja? Ahora es posible tocarse a distancia con Durex Fundawear

Internacional.- Fundawear es un experimento de la fábrica de preservativos Durex Australia destinado a las parejas que están separadas y quieren sentirse cerca, “tocándose” mutuamente a través de una aplicación recientemente diseñada por la empresa. ¿Piensas que es imposible? Sigue leyendo.

Se trata de una innovación que pretende incorporar la tecnología al campo de la sexualidad, traspasando los límites que se han explorado hasta ahora. Este experimento va más allá del sex chat o el texting porque genera toques reales en el receptor, por parte de la pareja.

El sistema requiere de ropa interior diseñada especialmente, a la cual se le ha puesto una serie de micro vibradores que reaccionan a las directrices dadas por medio de la aplicación en cada celular. Basta presionar suavemente un botón para conseguir una reacción inmediata en los dispositivos y por tanto también en la pareja.

Al mirar los videos promocionales, el invento parece más bien un juego que una actividad placentera a distancia, pero probablemente sea porque es un tipo de publicidad abierta a que cualquier persona, incluso niños, la vean en YouTube. Habría que conocer más del producto o los testimonios de quienes lo comienzan a usar, en este experimento, para saber realmente cuál es la reacción que se puede esperar. Sin embargo, se proyecta como una idea más que atractiva.

“La gente va a amar esto”, dice Ben Moir, Director de Tecnología de la empresa. No me cabe duda.

En su sitio de Facebook, la empresa inició un concurso para quienes deseen probar el experimento con sus parejas. Para ello deben responder  en no más de 25 palabras cómo usarían el producto. La respuesta más creativa obtendrá el premio que, además, incluye dos habitaciones en un hotel 5 estrellas para utilizar la novedad y $ 500 dólares australianos. Lamentablemente sólo está disponible a nivel local, pero, de ser exitosa, la empresa pretende masificar su experimento, lo que, sin duda se transformaría en una revolución total.

La tecnología

La moda