¿Están los robots dejando sin empleo a los trabajadores?

bot

Desde hace años, el uso de robots en procesos de producción es una realidad, si bien hasta hace poco, por su diseño y capacidades, su trabajo era menos interactivo y participativo de lo que comienza a verse en la actualidad. Ahora es cada vez mayor el trabajo directo y de más responsabilidad que están realizando estas máquinas lo que plantea numerosos desafíos, entre otros aspectos, en el de recursos humanos.

La situación depende, como es lógico del avance del uso de robots en cada país. En el caso de España, por ejemplo, la densidad de los robots industriales duplica la media mundial, que en 2016 se ubicaba en 74 por cada 10.000 empleados en la industria manufacturera mundial. Esto quiere decir que en el país ibérico la cifra es un 54 por ciento superior al contabilizarse 160 robots por cada 100.000 empleados según los datos de la Federación Internacional de Robótica.

El país con mayor número de autómatas es Corea del Sur con 631, seguido de Singapur Alemania, Japón y Dinamarca. Pero más allá de la nación, los efectos de la automatización que se dan en la producción y que pueden o no tener incidencia sobre el mercado laboral, también se vinculan a diversos sectores o empresas, según el uso que den a los mismos.

Y aunque el debate global sobre las consecuencias apenas se inicia, entre quienes alegan que los robos serán los causantes de numerosos despidos y quienes señalan que a la larga esta automatización de procesos generará mayor número de puestos de trabajo, en esta primera etapa ganaría la primera creencia, especialmente si se trata de empleaos que requieren poca cualificación.

Por ejemplo, y aunque no se puede asociar de forma directa, casos emblemáticos como McDonald’s dan cuenta de que mientras su número de establecimientos aumentó sensiblemente desde 2012 de cerca de 35.000 a más de 37.000, sus trabajadores han disminuido a casi la mitad durante dicho periodo al pasar de 440.999 a 235.000. Unas cifras que se relacionan, precisamente, con la automatización de los procesos en la cual intervienen los robots.