¡Estamos en Guerra!

La mayoría de los consultores y estrategas nos recomiendan que no es conveniente entrar en una guerra de precios contra la competencia, concluyen afirmando que al final nadie gana, ¡y es muy cierto!

La gran pregunta que nos hacemos, ¿Cómo podemos competir contra los precios bajos de nuestra competencia?, la respuesta es “No bajes los precios, INCREMENTA LOS BENEFICIOS”.

No todos los clientes lo primero que buscan es precio bajo, buscan experiencias satisfactorias; la gran cadena de cines nacidos en Morelia lo saben, por eso son los número uno en Latinoamérica. Me encanta acudir a sus salas de cine ¡me declaro su fan! Boletos desde la aplicación, diferentes tipos de salas basados en la experiencia, una espectacular dulcería, con diferentes sabores de refrescos, palomitas y postres, guarderías para los hijos de los asistentes. No paran, están muy atentos a las economías emergentes, ya deben de tener entre sus planes de expansión salas de cine para mascotas, con dulcería con alimentos especiales para mascotas… y si no lo tienen, les paso la idea.

Es mejor centrar los esfuerzos financieros y humanos en la experiencia del cliente. Invertir en mejorar el servicio, con base a los requerimientos del cliente es una inversión infalible (capacitación, gestión, modelos de servicio, etc.) Al final, el consumidor termina pagando por ello, servicio es lo que más demanda el cliente, UN EXCELENTE SERVICIO; UBER lo sabe, los taxistas locales no.

Te cuento una breve historia: Hace un tiempo, el propietario de una cadena local de cines de provincia, para generar más clientes pretendía bajarle al precio del boleto $3.0 pesos; al mes generaba 40,000 visitas (boleto pagado), es decir con esta acción estaba dispuesto a dejar de ingresar, de entrada, $120,000 pesos mensuales. La recomendación fue, que si estaba dispuesto a “sacrificar” esta cantidad de ingresos, mejor contratar más personal en taquilla, para agilizar el acceso, más personal en dulcería para atender más rápido al cliente, al final los resultados hablaron por si solos, más clientes satisfechos, más ventas y mayores utilidades, sin haber bajado los precios.

Hay que evitar la “Guerra de Precios” vamos a propiciar una gran “Guerra de Servicios”, una guerra sin tregua, centrar nuestras estrategias en implementar un servicio increíble al cliente, único, disruptivo, “tomar como rehén al cliente” con base a una experiencia de servicio que sorprenda y enamore al cliente, con base a los pequeños grandes detalles y grandes beneficios.

¡Estamos en guerra, no bajes los precios, INCREMENTA LOS BENEFICIOS!

loading...