Estados Unidos fija aranceles sobre acero y aluminio; exenta a México y Canadá

El gobierno estadounidense exentó a ambas naciones debido a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

aranceles
Foto: White House

Donald Trump hizo oficial este jueves la imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio, luego de una semana de incertidumbre sobre la decisión si sus todavía socios México Y Canadá formarían parte del nuevo impuesto.

El gobierno estadounidense exentó a ambas naciones debido a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero aseguró que se cancelará ese beneficio si no se llega a un trato justo.

“Si no llegamos a un acuerdo, si no logramos renegociar el TLCAN, de un tratado justo, entonces daremos por terminado el tratado (…) Si sí lo renegociamos, no le impondremos estos aranceles a Canadá y México”, indicó Trump durante su mensaje en la Casa Blanca.

Los aranceles a las importaciones son de 25 por ciento para el acero, y de 10 por ciento para el aluminio. Las medidas entrarán en vigor dentro de 15 a 30 días.

Horas antes, secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, señaló que el gobierno mexicano no permitiría que los aranceles presionaran la renegociación del pacto comercial.

“Nosotros no dejaremos que tenga ninguna correlación (los nuevos aranceles de Estados Unidos) y bajo ninguna circunstancia (el diálogo) estará sujeto a ningún tipo de presión”, indicó.

El mandatario estadounidense explicó que las medidas arancelarias se realizan debido a la presunta competencia desleal en materia comercial, la cual afecta a las industrias acerera y de aluminio estadounidenses.

“Hoy estoy defendiendo la seguridad nacional norteamericana mediante la colocación de aranceles en las importaciones extranjeras de acero y aluminio (…) Las industrias del acero y el aluminio son de importancia fundamental para la seguridad nacional. Si no tienes acero, no tienes país”, dijo.

Trump detalló durante su mensaje que las empresas que deseen fabricar en territorio estadounidense, no pagarán este arancel.

El proceso de anunciar los aumentos llevaron a un debate intenso y discusiones caóticas dentro de la Casa Blanca, enfrentando a funcionarios de línea dura con defensores del libre comercio, como el saliente asesor de economía Gary Cohn, que están a favor de una mayor flexibilidad para los socios comerciales de Estados Unidos.

La pelea sobre los aranceles ocurre en medio de una agitación intensa en la Casa Blanca, donde ha habido una serie de renuncias y de donde han salido historias negativas que han dejado al presidente más aislado.