• La primer película de Studio Ghibli fue El castillo en el cielo, que llegó a las salas de cine en 1986

  • Por otro lado, su proyecto más reciente es El recuerdo de Marnie, estrenada en 2014

  • Con la adquisición, esta plataforma de streaming ahora controla varias grandes propiedades, como Friends y TBBT

La lucha por el dominio del streaming de Video-on-Demand (VoD) es una de las batallas más épicas en la industria. Algunos agentes, como Netflix, están pensando reducir su presupuesto en ciertas categorías para tener un acercamiento más estratégico a sus contenidos. Otras empresas, como Disney, están sacando los comerciales de sus rivales de todos sus canales de distribución mediática. Por su lado, marcas como Hulu han apostado fuerte a la nostalgia.

El dinamismo de la industria del streaming no solo se puede percibir en la competencia que hay entre estas compañías. Comparitech señala que el 70 por ciento de los consumidores creen que la TV por cable no ofrecen la calidad de contenido que estas nuevas plataformas. G2, por su parte, reafirma que el seis de cada 10 personas de las generaciones Z y millennial consumen recursos de video diariamente. Cambios muy similares ocurren en el live-streaming.

A lo largo de los últimos meses, una de las batallas más interesantes dentro del streaming VoD ha sido ver qué compañías se quedan con cuáles artistas, productores y contenidos. Para los programas pertenecientes a grandes estudios que apenas van sacando sus plataformas, como Disney, WarnerMedia y NBC, su destino ha sido bastante obvio. Sin embargo, la competencia más intensa ha estado en ver quién se queda con las películas y series de los agentes indie.

HBO Max se queda con el streaming de Studio Ghibli

AT&T, WarnerMedia y HBO se acaban de anotar una determinante victoria en las últimas horas. De acuerdo con The Verge, la plataforma de streaming de estas compañías, HBOMax, acaba de cerrar un trato con uno de los estudios de animación más influyentes del mundo. Todas las obras de Studio Ghibli, como Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro y La princesa Mononoke, llegarán en exclusiva a este servicio. Estarían disponibles en los primeros meses del 2020.

Irónicamente, la noticia llega después que se dijera que las obras de Studio Ghibli no llegarían al streaming VoD. En entrevista con Polygon, un vocero de GKids (que tiene los derechos de distribución del estudio en América del Norte) dijo que jamás estarían en canales digitales. Ahora, el presidente de la productora japonesa, Koji Hoshino, seguró que HBOMax es el hogar ideal para sus películas gracias a la naturaleza premium de todos los contenidos del servicio.

¿Es la animación la nueva arma secreta de las plataformas?

Las plataformas de streaming están mostrándose muy interesadas en la animación. Netflix cerró hace poco un trato con Studio MDHR para realizar una adaptación de Cuphead para su servicio. Prácticamente la estrategia de promoción de Disney está basada, por supuesto, en la enorme librería de películas y series clásicas para niños. Por otro lado, Hulu está apostando por una apuesta un mucho más madura, con un contrato con el creador de Rick & Morty.

Con estos precedentes, ¿podría ser que la animación sea el arma secreta de las plataformas de streaming para conseguir suscriptores? Ciertamente son contenidos atractivos para los usuarios. El atractivo de este tipo de producciones es muy universal, ya que puede atraer a audiencias de varias edades y gustos. A eso se le debe sumar que, comparado con los proyectos live-action, tienden a ser mucho más baratos y, en algunos casos, rápidos de crear.

Al mismo tiempo, la animación es solo uno del amplio crisol de contenidos que llama la atención a los consumidores de streaming. Siendo que los suscriptores no quieren más de tres servicios distintos simultáneamente, según Deloitte, entonces no bastará con que las marcas consigan algunos estudios o creadores. Deben tener una buena variedad de contenidos, tanto en categoría como en nombres y estudios, para en verdad dar una buena oferta a la audiencia.