‘Esta empresa tiene que cambiar’, el discurso del nuevo CEO de Uber al tomar el cargo

Dara Khosrowshahi iniciará oficialmente sus funciones el 5 de septiembre y analistas sugieren que  la llegada de un nuevo CEO le puede pesar a la firma.

“Esta compañía tiene que cambiar”, fue la frase que compartió Dara Khosrowshahi, el nuevo CEO de Uber durante su primera reunión general con los empleados de la empresa.

“Lo que nos trajo aquí no es lo que nos llevará al siguiente nivel”, agregó luego de un año lleno de crisis de relaciones públicas y daño autoinfligido, que terminó con la era Travis Kalanick al mando de la empresa.

El miércoles, el nuevo CEO de Uber compartió su llegada a la empresa con la fotografía de su gafete de empleado.

Dara Khosrowshahi iniciará oficialmente sus funciones el 5 de septiembre y analistas sugieren que  la llegada de un nuevo CEO le puede pesar a Uber, debido a que dejaron pasar casi 70 días de la renuncia de Kalanick.

En sus afirmaciones del miércoles, Khosrowshahi dijo que su plan es enfocarse en el negocio principal de Uber y “pagar las cuentas” mientras trabaja con “tomar grandes decisiones”.

Uber dijo el martes que Khosrowshahi “se reunirá con empleados de todo el mundo en pequeños grupos en las próximas semanas y pasará tiempo con conductores”.

Aquellos que conocen a Khosrowshahi dicen que él es el “adulto” que la cultura corporativa de Uber necesita profundamente, porque también tiene experiencia dirigiendo una empresa de viajes internacional como Expedia, y supervisó un negocio que cotiza públicamente lo cual lo hace una buena opción para hacer pública Uber.

Numerosos empleados e inversionistas de Uber tuitearon su emoción sobre el nuevo CEO. Un exejecutivo de Uber describió la vibra internamente como “optimismo fuerte”, pero dijo que permanece una preocupación principal entre los empleados: “la continua distracción por Travis”.

Incluso cuando Khosrowshahi se encontraba en frente de los empleados, otro drama de Kalanick se desenvolvía. Los abogados de Kalanick y Benchmark, uno de los principales inversionistas de Uber, se reunieron por primera vez en la Corte para discutir una explosiva demanda.

Benchmark demandó al exCEO en un esfuerzo por sacarlo de la junta de accionistas de Uber. Entre otras afirmaciones, Benchmark acusó a Kalanick de intentar “adquirir poder para llenar la junta y facilitar su deseada restitución como CEO de Uber”.

El juez ordenó que el caso se fuera a mediación, entregando la victoria Kalanick, y probablemente Uber, al evitar un proceso más público.

“El Sr. Kalanick está conforme con que la corte ha fallado en su favor hoy y permanece confiado en que prevalecerá en el proceso de mediación”, dijo un portavoz de Kalanick en un comunicado proporcionado a la cadena CNN.

“Las falsas acusaciones de Benchmark no tienen sustento y han dañado innecesariamente a Uber y sus accionistas”, agregó.

Más allá de la batalla por la sala de juntas, Khosrowshahi se enfrenta a una larga lista de retos en Uber. Varios grandes accionistas de Uber recientemente disminuyeron sus inversiones. La startup reportó una pérdida de 645 millones de dólares en un sólo trimestre.

Por otra parte, sus rivales en el extranjero reunieron miles de millones y se aliaron. Y la compañía aún trabaja por arreglar reestructurarse tras la investigación sobre las acusaciones de acoso sexual.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299