Esta campaña de Bissú genera un debate entre lo acertado del target y la promoción de una mala cultura vial

Esta campaña de Bissú genera un debate entre lo acertado del target y la promoción de una mala cultura vial
  • Bissú es una empresa mexicana fundada en 1991 con el objetivo de ser una marca accesible con un extenso portafolio de productos cosméticos.

  • El mercado global de maquillaje alcanzaría para 2021 los 75 mil millones, de acuerdo con proyecciones del sitio web especializado Statista.

  • Lee: Los 5 peores movimientos que puedes realizar en la búsqueda de empleo

El mercado global de maquillaje alcanzó un valor superior a los 65 mil 300 millones de dólares a finales de este año, y para el 2021 llegará a los 75 mil millones, de acuerdo con proyecciones del sitio web especializado Statista.

Este segmento incluye una marca mexicana que se ha popularizado especialmente entre quienes prefieren un producto accesible en lugar de uno de lujo, ese target está perfectamente definido para los estrategas de Bissú, al menos eso refleja su última campaña, que ha sido alabada y criticada por eso.

La campaña consiste en ejemplificar la utilización del maquillaje en el transporte público, algo que millones de mexicanas viven todos los días, colocándose máscara de pestañas en el microbús, labial en el metro, etcétera.

 

La imagen es bastante atinada para la realidad de gran parte de la población y en términos de marketing, para los consumidores de Bissú especialmente.

La crítica ha sido positiva justamente porque muchas mujeres se sienten identificadas con las escenas y otras entienden que se trata de la vida cotidiana de un segmento poblacional al que quiere llegar la firma.

Sin embargo, hay un extracto que en especial ha provocado que muchos se vayan contra la campaña. En una escena, una de las jóvenes que protagonizan el spot, se coloca labial mientras va colgando de la puerta del microbús y eso fue interpretado como la promoción de una mala cultura vial.

Aunado a esto, otros dicen que la campaña los remite a que el único objetivo de vida de una mujer es lucir hermosa, lo que va contra toda lucha hacia la equidad de hombres y mujeres.

Recordemos que Maybelline o CoverGirl son marcas que apuestan por un hombre como su nuevo embajador, eso llama la atención del consumidor por la inclusión que promueven las compañías.

La estrategia

Como estrategas podemos destacar tres puntos clave:

Acierto. La publicidad cumplió el objetivo de atraer la atención de los consumidores con la pieza.

Error. El mensaje se prestó a malas interpretaciones, por lo que no fue del todo claro para todos los segmentos.

 Rescatable. Se nota que tienen claro el target y es lo que más brilla en la pieza.