Las ventas en línea que Toys R Us alcanzó durante 2016 fueron por 912 millones de dólares. Ese mismo año Amazon registró ventas de juguetes por dos mil 163 mdd.

Esa fue la antesala de la quiebra de esta tienda, que anunció el cierre de sus operaciones sin perder el humor, ya que aprovechó su cuenta de Twitter para hacer una cuenta regresiva ante el inminente cierre de sus tiendas.

A poco más de dos meses de haber cerrado, una agencia creativa imaginó el rebranding de Toys R Us, como una acción que logra enseñar a los mercadólogos a identificar oportunidades.

Oportunidad para vender tus servicios

En 2017 se dio la noticia de que Toys R Us iba a banca rota, fue entonces que los creativos de la agencia Lippincott encontraron una oportunidad de ofrecer sus servicios a la marca, desde la nostalgia que sintieron por el hecho.

Descubre un insight

A partir de realizar estudios de mercado, tienes que ayudarte de insights que guíen tu estrategia creativa. En el caso de Lippincott, la agencia descubrió un nicho de parennials, que son el grupo de millennials que ya son padres y a quienes se podría enfocar una estrategia de marketing de nostalgia ganadora.

Innovar en diseño

Una de las grandes apuestas en diseño dentro del rebranding de la marca fue que se dejó de lado los colores clásicos como el azul y rosa, para probar con una nueva paleta de colores y centrar toda la imagen en la R, símbolo irremplazable de la marca.

Armed with some unresolved playground memories and our childish imagination, we decided to play.

Una publicación compartida por Lippincott (@lippincottbrand) el

Our new Babies“R”Us visual language embodies the joy, imagination and humanness of parenthood.

Una publicación compartida por Lippincott (@lippincottbrand) el