Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Escudería Haas despide al piloto ruso Nikita Mazepin debido a la invasión en Ucrania

La escudería Haas de la Fórmula 1 ha puesto fin a su relación con el piloto Nikita Mazepin, debido, de igual forma, a los ataques de Rusia contra Ucrania.

La escudería Haas de la Fórmula 1 ha puesto fin a su relación con el piloto Nikita Mazepin, debido, de igual forma, a los ataques de Rusia contra Ucrania.

Los bloqueos y las sanciones contra Rusia, tras los ataques en contra de Ucrania, se siguen sumando día con día en un momento en el que el conflicto bélico continúa generando tensión en todo el mundo.

Desde el jueves de la semana pasad y hasta el día de hoy, diversas industrias se han manifestado en contra de las acciones tomadas por el gobierno liderado por Vladimir Putin.

Anteriormente, luego de los ataques de Rusia contra Ucrania, la UEFA, el organismo rector de futbol en Europa, anunció, tras una reunión de emergencia con el fin de “evaluar” la situación, que la final de la Champions League, programada para mayo de este año, ya no se llevaría a cabo en San Petersburgo, en Rusia, siendo París la nueva sede para el gran partido final.

Por otro lado, industrias como la de los videojuegos, el cine, la tecnología, entre otras más, también han tomado acciones en respuesta al conflicto que, ahora mismo, mantiene en alerta a todo el mundo y que parece no tendrá un final cercano.

Hoy, como parte de las consecuencias derivadas de dicho evento, la escudería Haas de la Fórmula 1 anunció el fin de su relación con el patrocinador ruso Uralkali y al contrato del piloto Nikita Mazepin, también ruso, “con efecto inmediato”.

En un comunicado publicado en redes sociales, Haas escribió lo siguiente:

“Como el resto de la comunidad de la Fórmula 1, el equipo está en shock y triste por la invasión de Ucrania, y desea poner un final rápido y pacífico al conflicto”.

Hasta el momento, se desconoce la identidad del reemplazo de Mazepin, aunque se espera que este sea anunciado pronto, pues la última tanda de pruebas de la pretemporada tendrá lugar en Baréin del 10 al 12 de marzo.

Esta decisión llega después de que la propia escudería Haas rompiera su relación con patrocinador ruso Uralkali, como parte de una respuesta en contra de la invasión rusa en Ucrania, además de que confirmó que los colores de la bandera de Rusia (rojo, blanco y azul) también serían “limpiados” del automóvil.

Cabe destacar que Nikita Mazepin es hijo de uno de los accionistas del grupo Uralkali, el millonario ruso Dmitry Mazepin, y su contrato estaba ligado al patrocinio de la escudería.

La Fórmula 1, hasta el momento, no ha separado a los pilotos rusos de las competencias, tal como lo confirmó la Federación Internacional del Automóvil(FIA), organismo que decidió que estos siguieran compitiendo, aunque con un “bandera neutra”.

“Ninguna competición internacional tendrá lugar en Rusia o Bielorrusia hasta nueva orden y ninguna bandera, símbolo o himno de Rusia o Bielorrusia, será utilizado en las competiciones internacionales hasta nueva orden”, dijo la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

De igual forma, el propio Nikita Mazepin compartió la noticia en sus redes sociales, asegurando que, en los próximos días, hará más declaraciones al respecto.

 

Ahora lee:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Karina Ortiz

Llegó la hora del minimalismo comunicacional

La era digital en la que nos encontramos inmersos y que se vió potenciada por la pandemia, nos enfrentó a un doble desafío: por un lado, vivir en un espacio de velocidad y conexión permanente, donde la necesidad de estar al tanto de todo es imperante; y, por el otro, la necesidad de un espacio para vivir más en calma y recuperarnos de ese ritmo frenético que proponen los estímulos del mundo online.

Ciudad de México, año 2035

Mónica y Emilio, caminan por la avenida Reforma. A su alrededor, una cuadrilla de drones realizan diferentes tareas. Su actividad no es una novedad para ellos, están acostumbrados a verlos todos los días.