Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Escucha activa: la clave de un líder

La escucha activa es una habilidad que se adquiere y se desarrolla con la práctica, por ello para poder dominarla, se necesitan herramientas comunicativas que te ayudarán a mejorar tus relaciones profesionales y a impactar de manera positiva tu branding personal.
enfoque líder

La escucha activa es una habilidad que se adquiere y se desarrolla con la práctica, por ello para poder dominarla, se necesitan herramientas comunicativas que te ayudarán a mejorar tus relaciones profesionales y a impactar de manera positiva tu branding personal.

En una buena comunicación, la escucha activa es indispensable, y aunque podría pensarse que lo principal son las palabras involucradas, el proceso real se da a partir de escuchar al otro.

Los estudios de psicoterapia han reflejado que cuando las personas se sienten escuchadas, tienden a generar una atención plena en sí mismos y a quienes los rodean, además son más conscientes de sus pensamientos y sentimientos, pues adoptan una postura abierta a distintos puntos de vista.

Esto ayuda a que los líderes lleguen a soluciones asertivas a los problemas del día a día, distingan mejor las necesidades de sus colaboradores y clientes, y así generen relaciones interpersonales más fuertes.
¿Escuchas o simplemente oyes?

Si recurrimos al diccionario de la Real Academia Española (RAE), escuchar significa “prestar atención a lo que se oye” y por otro lado, oír se define como “percibir con el oído los sonidos”.

Por lo tanto, la diferencia entre estas dos acciones, tiene que ver con la predisposición y la voluntad, generando así que ambas partes se involucren y estén conscientes plenamente del presente.

Existen diferentes tipos de escucha, aquí te las comparto:

1.- Escucha activa

Este tipo de escucha va más allá del lenguaje, ya que se mantiene una atención plena no sólo en las palabras, sino también, en el lenguaje corporal, la velocidad al hablar, los gestos, el tono de voz y lo más importante, el mensaje a transmitir.

2.- Escucha empática

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro. En este tipo de escucha, la conexión que se genera logra que las partes involucradas generen un vínculo emocional, interpreten el mensaje que se está transmitiendo y se brinde apoyo.

3.- Escucha selectiva

Se atiende únicamente a la información que le interesa al oyente y no a toda la información, incluyendo juicios que dan como resultado una escucha fragmentada y en algunos casos, distorsionada.

Si después de leer esto, eres ahora consciente de que necesitas mejorar tu escucha te comparto estos 3 consejos:

  1. Guarda silencio: permite que la otra persona termine de explicar su idea evitando interrumpir.

  2. Mantén una mente abierta: no emitas juicios y opta por una apertura de otros puntos de vista.

  3. Demuestra tu atención por medio de gestos: ejercita tu lenguaje corporal y mantén contacto visual.

Como líder, necesitas toda la información y perspectivas como sea posible para tomar mejores decisiones, practica la escucha activa y genera un impacto positivo en tu imagen, liderazgo y marca personal.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados