Escándalo en Londres por fiesta de acoso sexual patrocinada por WPP

En el Reino Unido existe una cena de gala exclusiva para hombres que tiene el fin de obtener recursos para la caridad, pero el Financial Times destapó la realidad y se trata de un evento en el que los millonarios acosan sexualmente a decenas de mujeres.

Esta semana el Financial Times publicó un reportaje sobre The Presidents Club, un evento que se realiza cada año en Londres con la finalidad de obtener recursos para obras de caridad y al que acuden solamente hombres.

Este año se llevó a cabo la edición 33 de esta reunión a la que acuden cientos de empresarios y políticos. En todos esos años no se había señalado lo que ocurre en el evento hasta que el medio británico infiltró a un par de reporteras.

Al Presidents Club acudieron 350 invitados y se contrató a 130 mujeres para que trabajaran como hostess y meseras. Se les pidió que usaran vestidos negros, cortos y ajustados. A cada una se le pagó 210 dólares más 35 para taxi. Lo que señala el Financial Times es que muchos de los asistentes se sobrepasan.

Las mujeres entrevistadas contaron historias que van desde manoseos, preguntas ofensivas y propuestas de prostitución, así como presión para que se emborracharan.

Entre las cosas que se subastaron para obtener dinero para la caridad había cirugías estéticas (para las esposas o novias de los asistentes), una noche de servicio en un table dance, automóviles de lujo, etc.

El Presidents Club, que nació en 1985, cuenta con importantes patrocinadores y algunos de inmediato se deslindaron de lo que ocurrió en el evento.

Uno de los patrocinadores, WPP, multinacional de la publicidad cuyo CEO, Martin Sorrell, asistió a ediciones anteriores del Presidents Club, señaló en un comunicado que retirará su patrocinio y todo tipo de apoyo porque “no sabía de los incidentes hasta que los reportó el Financial Times”.

El Banco de Inglaterra también se deslindó y quitará su premio que consistía en una región con su gobernador.

El Hospital Great Ormond Street aseguró que regresará todas las donaciones que ha recibido del Presidents Club tras las acusaciones de acoso sexual.

Por su parte, los organizadores del evento dijeron al Financial Times que están sorprendidos por las acusaciones de mala conducta y que debe investigarse para tomar las acciones correspondientes.

La AP reportó que importantes legisladoras del Parlamento Británico demandaron leyes más duras contra el acoso luego de que se dio a conocer el escándalo del Presidents Club.