x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Es recomendable endeudarse para gastar o invertir en tecnología?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Debemos establecer algunos parámetros que harán que la inversión en tecnología dentro de nuestra empresa sea productiva.
James Hernandez

Es innegable que el mundo está girando en torno a la tecnología, que el poseer un equipo inteligente nos acerca cada vez más a los mercados, productos y servicios que queramos y aún más, nos convierte en protagonistas con la posibilidad de poder generar contenido con nuestra opinión, positiva o negativa, respecto de cualquier cosa.

Esta misma situación ha hecho que las empresas aceleren sus procesos de transformación, crecimiento e incursión hacia lo digital, ya que han entendido que aquellas empresas que no se monten en este tren de la tecnología se quedarán fuera de mercado.

Las organizaciones que no lo hagan serán cada vez menos competitivas y tenderán a desaparecer en el corto tiempo, pero también muchas han asumido deudas sin tener bien definido el plan de inversión, hacia dónde van a orientar esos recursos y si dicha inversión se revertirá o no en ingresos mediatos o inmediatos.

Ante esto debemos establecer algunos parámetros que harán que la inversión en tecnología dentro de nuestra empresa sea productiva y así podamos generar ingresos para el repago del crédito.

Inversión para aumentar la producción, ventas y facturación

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cualquier deuda que asumamos para invertir en tecnología debe estar destinada a generar ingresos a corto o mediano plazo, ya que de esto depende el que podamos pagar el crédito que asumimos.

Siendo así, nuestro enfoque debe estar en utilizar los recursos provenientes del préstamo para aumentar la producción, nuestras ventas y por ende nuestra facturación, como por ejemplo, la compra de maquinaria y equipos que potencien la capacidad instalada, siempre y cuando tengamos el requerimiento de aumento de demanda de productos, el desarrollo de una e-commerce o comercio en línea, que es hacia donde se están moviendo la mayor parte de las empresas en la actualidad y es el futuro del comercio, entre otros.

Mejorar la capacidad de procesamiento y respuesta

Cuando se invierte en tecnología hay que buscar que nuestros procesos y nuestra capacidad de respuesta mejoren considerablemente, que sea apreciable a simple vista y que los usuarios, tanto internos como externos sientan facilidad al usar nuestros sistemas o nuestra página web.

Es muy común que empresas inviertan en mejoras de sus sistemas que al final son insatisfactorias tanto para los usuarios internos (trabajadores) como para los usuarios externos (potenciales clientes), motivo por el cual lo más recomendable es que pidamos a nuestros colaboradores y otras personas navegar por las páginas o plataformas que ya ha desarrollado la organización proponente y que luego nos den su opinión. Estas pruebas deben ser durante al menos 15 días continuos y pasear por todas las ventanas de los sistemas.

Evaluar al menos tres opciones de posible solución tecnológica

Una de los aprendizajes más importantes que me ha dejado el liderar procesos de transformación digital es que siempre es bueno revisar varias alternativas de proveedores de sistemas.

El ejemplo que primero me viene a la mente es que cuando estábamos buscando proveedores para el desarrollo de una página e-commerce hubo al menos dos propuestas sumamente costosas y al final conseguimos una oferta 70% más económica y mucho mejor a nivel de desarrollo y más amigable que cualquiera de las antes evaluadas.

En temas de desarrollos tecnológicos hay dos cosas fundamentales que debemos tener en cuenta, la primera es evitar sobreestimar nuestras proyecciones, ya que veo con regularidad empresas que compran sistemas que jamás explotarán en su totalidad, es como comprar un Maserati para usarlo en una ciudad donde el límite de velocidad es 50Km/h; y lo segundo, es que siempre debe revisarse a fondo cada una de las propuestas para evitar sorpresas con condiciones que no quedaron claras y que luego implican un costo muy alto que no estaba contemplado, ejemplo las mensualidades por mantenimiento.

El desarrollo y la variedad de soluciones tecnológicas ha sido tan exponencial en los últimos años que en 2017 se vendieron equipos para el hogar por el orden de los US $24.000 millones y apenas tres años después, en 2020, se habla de ventas por el orden de los US $101.000 millones, es decir, un 420% de aumento.

Este crecimiento a nivel de ventas es directamente proporcional al nivel de oferta, por lo que debemos buscar la opción que mejor se adapte a nuestras expectativas, la más amigable, la de mejor implantación y la menos costosa posible, les aseguro que sí la encontrarán.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados