¿Es realmente importante una tilde en un logotipo?

¿Se acentúa o no la palabra alegría en la marca Nescafé Alegria?¿Sí es un error ortográfico, de comunicación de marca o un mecanismo de diferenciación simbólica o semiótica? La verdad es que nunca lo sabremos con seguridad. Y nunca los sabremos porque la marca no lo comunica como tal. Quizá es el error o un gran acierto de Nescafé -Por cierto aquí sí usan una tilde para acentuar el acrónimo que acompaña la palabra café-.

Existe una línea de 20 productos relacionados con el café con la marca Nescafé Alegria de Nestlé -Aquí sí Nestlé con un gran acento o tilde universal porque lo usan así para comunicar su marca en todo el mundo-. Hace poco me surgió la gran duda ortográfica y también de semiología del por qué no acentuar la palabra alegría después de su marca. Toda esta reflexión me lleva a una dialéctica de comunicación y marca que me parece muy importante tener en claro como un consenso se comunicación y uso de los signos.

La mercadotecnia es una técnica viva como la lengua y la ortografía. Por lo mismo está viva, evoluciona y se moderniza. Algunos pensarán que las marcas no se rigen por las reglas ortográficas. Eso se decía antes, quizá hace unos 35 años: “…En las marcas y en los nombres propios no existen errores ortográficos…”, me dictaba mi padre. Y sí es verdad, pero hasta cierto punto. Los clientes merecen recibir mensajes fáciles y prácticos para digerir. Que no generen confusión y sí congruencia. Y esto no es un grito personal, es parte de las convenciones históricas de comunicación como la semiótica o semiología que tienen como función y meta hacer que la comunicación, a atreves de los signos nos ayude a ponernos de acuerdo el significado de los conceptos, mensajes o ideas.

Hacia donde voy con lo de si se acentúa o no la palabra Alegría es que el diseñar un logotipo o generar una redacción publicitaria es una responsabilidad muy importante.Y se debe de pensar siempre en los consensos. Es decir en lo que sea más fácil de percibir para la mayoría de los receptores. Los clientes no se merecen que les compliquemos más aun la vida. Por favor hagámosle la vida mas fácil. Fácil de leer, fácil de pensar y fácil de entender para todos. Si les hacemos la vida más fácil a los clientes, ellos lo van a agradecer con reciprocidad y lealtad de marca. De por vida. Procuremos que lean fácil nuestros mensajes. Ayudémoslos a no tener duda ni confundirse. Si les hacemos la vida más fácil, nuestra percepción como marca a nuestro mercado objetivo será el de una marca fuerte y bien comunicada por dentro y hacia afuera.

La comunicación que realmente perdura es la de los mensajes fuertes, contundentes y fáciles de entender. Quizá para Nestlé no sea de una importancia clave para el ADN de su marca explicarnos si se acentúa o no la palabra Alegría que ellos usan junto con una de sus marcas. Puede ser que para registrar la marca le tuvieron que quitar la tilde. Pero lo que estoy seguro es que como cliente me genera una confusión y no sólo a mi, también a muchos clientes que nos fijamos en este tipo de detalles cuando disfrutamos de una buena taza de café. Y para muestra pregunten a Google y Twitter sobre este debate.

Compartir
Artículo anteriorEl Tour de Francia, creado para vender más periódicos
Artículo siguienteEl libro que debes leer para mejorar la experiencia de usuario a través del servicio
Comunicador de la Universidad Iberoamericana y maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Académico con más de 6 años de experiencia en diferentes universidades. Fundó su agencia hace más de 10 años de la nada -InTrend, the Next Marketing-. Ha asesorado a marcas como adidas, El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, (Bodegas La Negrita) BLN, Royal DSM (Ciencia y nutrición) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. Ha sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar. Twitter @pacosantamaria Instagram @pacosantam