¿Es qué las mujeres ya no se quieren casar?

San Diego CA, USA
En México, entre las jóvenes de entre 15 a 29 años, el porcentaje de solteras se ha elevado a 55.3 por ciento. Si bien antes eran los hombres de estas edades quienes más se resistían a dar el pasó al altar, hoy las mujeres se han pronunciado cada vez más enfáticamente contra esta “aparente” pérdida de libertad. Según CNN, hay muy buenas noticias para los hombres solteros estadounidenses: por cada 88 hombres solteros hoy, hay 100 mujeres en la misma situación. La pregunta aquí sería: ¿querrán ellas casarse con estos hombres?.

“Melanie Notkin” tiene 50 años, es empresaria, conferenciante y un rostro muy conocido de las tertulias estadounidenses. Es una mujer exitosa, pero hay algo que le choca a mucha gente cuando la conoce: es soltera y piensa seguir siéndolo. Notkin ha hecho de esto su estandarte y ha dado voz a todas las mujeres que, como ella, han decidido no vivir en pareja ni tener hijos.

El porcentaje de solteros crece año tras año. En España, según datos del “Centro de Investigaciones Sociológicas”, el 30.9 por ciento de los adultos es soltero y la tajada mayor de este pastel corresponde a las mujeres.

Jessie Schiereck del Digital magazine: “thoughtcatalog.com comparte en su publicación que hay “tres razones de peso” para que esto suceda.

  1. Presión social: muchas mujeres (parejas) no quieren sentir la presión de una formalización de tal envergadura.
  2. Carrera profesional: en los EU, un tercio de las mujeres profesionistas supera los ingresos de su pareja. Según el centro de investigación “PEW”, 71 por cierto de las mujeres entran a la universidad inmediatamente después de la preparatoria mientras que sólo 61 por ciento de los hombres lo hace dando a entender que “ellas”, se encuentran más preparadas más pronto. En China se utiliza el término “sobrantes” para definir a las mujeres educadas, solteras y mayores de 27 años, según la Federación de Mujeres de Toda China. “Es insultante, no sólo para las mujeres solteras”, dice Joy Chen, autora best-seller. “Es insultante para todas las mujeres y todos los hombres, porque básicamente postula que eres legítimo solamente si estás casado”. “Y la etiqueta de sobra -añade-, está en todos lados en la sociedad. El plomero te dice que te apresures a casarte si eres una mujer soltera con un departamento”, añade Chen.
  3. No se requiere anillo para procrear: para muestra, en Argentina la última “Encuesta Anual de Hogares” menciona que el 8.1 por ciento de los bebés que nacieron en 2010 tiene madre soltera. Soltera de sola. (Las que no están casadas legalmente pero sí en pareja, son el 40 por ciento). Victoria Mazzeo, jefa del Departamento de Análisis Demográfico de la Dirección General de Estadística y Censos de ese país comenta que “en 1980, era de 3.6 por ciento la incidencia de las madres solteras en la fecundidad de la ciudad, y en 1993 de 7.4 por ciento, casi el doble”. Explica que las solteras son mayoría entre las menores de 25 años. Mirando las estadísticas, se ve que la maternidad en soledad vuelve a crecer entre los 35 y 39 años, por los tratamientos de fertilización asistida.

¿Por qué es tan importante este concepto socioeconómico en nuestro mundo comercial y para las investigaciones y proyecciones de mercadotecnia?.

Estudios demuestran que las mujeres solteras gastan más y ahorran menos que las mujeres casadas y, lo hacen principalmente en su persona y menos en inversiones de largo plazo. De hecho, una mujer casada planea y ahorra más en previsión del futuro de lo que un hombre puede y quiere hacer. Sin embargo, en la soltería; sin pareja o con ella, pero sin hijos, las mujeres invierten tres veces más dinero en su persona que los hombres en sus juguetes y/o diversiones. En entrevistas de campo se ha podido comprobar que, inconscientemente, la mujer soltera espera (o esperaba en el pasado) la formalización de la pareja y la familia para considerar la compra de inmuebles e inversiones de largo plazo. Se ha podido comprobar, de hecho, que en una escala de gasto, solteros (principalmente mujeres) gastan más dinero que casados sin hijos, y estos últimos, más que parejas con hijos. El género femenino invierte más en su persona, apariencia y diversión cuando se encuentra sin pareja formal (y/o, con pareja pero sin hijos preferentemente y sin el lazo legal del matrimonio). Hombres y mujeres solteros tienden a ser presa más fácil de la compra de impulso aunque, se ha evidenciado una tendencia donde la mujer es más propensa.

“Yael Kent” de la revista digital “creditnet.com, nos comparte algunos números reales sobre lo que en Estados Unidos los hombres y las mujeres solteras gastan anualmente para darnos una idea:

  • $507 en alcohol mientras las mujeres sólo $216
  • Las mujeres gastan $524 en productos de belleza mientras que los hombres sólo $194
  • $1,545 gastan los solteros en entretenimiento, mientras que las solteras invierten $1,432
  • $3,916 dólares emplean los hombres en comida cuando las mujeres solteras lo hacen en el orden de $3,241.

Los cambios de paradigmas sociales sobre: visión de pareja y soledad, matrimonio e hijos, van a impactar todos los aspectos de la cadena de suministro comercial y mercadológica en los años por venir, hay que estar preparados.

Compartir
Artículo anteriorLos tipos de aficionados que vieron “El Clásico” Chivas vs. America
Artículo siguienteProductos Orgánicos: una tendencia convertida en realidad
Alejandro es conferencista y escritor www.alexcastaneda.com de nueve títulos abarcando temas sobre productividad, crecimiento personal y empresarial y ha impartido conferencias en toda América. Diseñador gráfico y comunicador de origen con maestrías de la Universidad Internacional del Arte de Florencia Italia, es actualmente catedrático presencial y virtual de la universidad autónoma de Coahuila en las licenciaturas de mercadotecnia. *Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.