Errores que hacen ineficiente la creación de contenidos para tu marca

Según lo revela Marketing Insider Group, existen múltiples retos que aún se experimentan con el desarrollo del content marketing, sin embargo, 2 que sobresalen son el mantener el volumen, la calidad y velocidad, y tener una operación consistente con el contenido. Estos retos en particular surgen por la falta de una buena estrategia / proceso, o por la presencia de acciones ineficientes dentro de los mismos. Es por ello que en esta ocasión hablaremos de algunas ineficiencias que surgen en la creación de contenidos y que deben ser eliminadas.

De acuerdo con el Content Marketing Institute, estas son algunas de las principales insuficiencias que afectan a la creación de contenidos de las marcas o empresas:

  • Escribir para múltiples personas

En relación a este primer fallo en la creación de contenidos, las marcas o empresas deben tener siempre presente que los públicos no son monolíticos. Los perfiles o personas que se crean para el target pueden representar a la mayoría de las personas que compartan los productos o servicios e la marca, pero no representan a todos.

Con lo anterior en mente, la fuente señala que es ideal darse a la tarea de conocer a una audiencia más amplia, pero no para tratar de crear variantes de contenidos para cada segmento de la audiencia que se tenga identificado. El problema que surge con esto es que las múltiples iteraciones del mismo contenido pueden confundir a los lectores y hacer que pierdan su tiempo. Siguiendo lo compartido por la fuente, el personalizar el mensaje de la marca a través de las distintas personas objetivo puede conducir a una perspectiva confusa del producto o servicio. Siempre se le debe escribir a un lector en específico, y para ello resulta de gran ayuda consultar al equipo de ventas además de evaluar los datos analíticos, así se entenderá mejor quién compra el producto o servicio.

  • Que no haya responsabilidad con las ideas

La creación de contenidos también se puede ver afectada por la falta de la llamada “accountability”, solo cuando se tiene registro es que puede prestar atención realmente. Esto es como cuando los padres les enseñan a sus hijos sobre la responsabilidad y para ello les arman una tabla con sus tareas a cumplir, como pasear al perro, tender su cama, lavar los platos, etc.

Tal como explica la fuente, las ideas y los tonos hacen que fluya el desarrollo de contenidos, pero si nadie hace un seguimiento de lo que ocurre después del lanzamiento  o en un brainstorming, el tiempo dedicado a la generación de ideas se convierte en una pérdida. Las ideas deben ser registradas y rastreadas desde su concepción hasta su finalización. Incluso después de que se publiquen deben ser seguidas, su rendimiento debe registrarse para informar a los procesos que se desarrollen a futuro.

Idealmente las empresas deben designar a alguien que sea responsable de las ideas. Esta persona o equipo debe controlar las ideas de los demás y debe registrar cuando estas sean presentadas y aprobadas, cuando se deba aprobar el primer borrador, cuando se editen y cuando se publiquen.

Una vez que las ideas sean publicadas, el responsable debe también darse a la tarea de evaluar, debe contemplar cómo se convirtió la idea en ventas, debe considerar si los miembros de la audiencia notaron algo nuevo o interactuaron con el contenido de forma diferente y deben identificar cuánto tiempo de producción total se invirtió. Toda esta información idealmente debe entregarse en un informe semanal o mensual para identificar las piezas que tuvieron éxito en términos de tiempo y engagement.

  • Tener expertise en muchos temas

Aunque puede sonar como algo positivo dentro de la creación de contenidos, el expertise en muchos temas puede ser contraproducente.  Convertirse en un experto en cada área que le interesa al público objetivo es un ejercicio que representa un desperdicio de recursos, según lo refiere la fuente. Esto se debe a que al caer en esta práctica no solo se abrumará al equipo, también existe la posibilidad de que los lectores vean una realidad que no le gustará a la marca: los expertos de la compañía son excelentes en ciertos temas, pero en otro  aún existen limitaciones.

Para identificar y afinar las áreas de expertise, es importante trabajar de la mano de un mapa de contenido, algo así como un mapa mental, en el cual hay que destacar un tema central rodeado de subtemas.

Al trabajar de esta forma podrás relacionar una tema primario con el producto o servicio que se vende. Si no se puede relacionar directamente un tema con la idea primaria, entonces probablemente lo mejor es evitar ese tema.

  • Que el equipo creativo no tenga el soporte necesario

Como cuarto fallo que puede afectar la creación de contenidos se tiene que no se le da la ayuda necesaria al equipo creativo. Los creativos son el motor detrás del contenido. El resto del “auto” puede estar en buen estado,  pero si los productores de contenido no tienen suficiente “combustible”, no será posible llegar a ningún lado.

Con esta analogía se debe entender que los creadores de contenido y la empresa deben estar en comunicación constante para mantener el flujo de trabajo funcionando sin problemas.

De acuerdo con la fuente, se debe estar en la misma página dentro de 3 áreas clave: el branding la banda ancha y el valor.

El primer aspecto implica que los creativos deben saber qué es lo que representa la marca; el segundo se trata de comprender cuáles son las capacidades o limitantes que existen para la producción de contenidos; y el último aspecto se trata de que los creativos sepan que son importantes para el área de marketing y para la marca, que merecen una compensación justa y que se deben sentir cómodos si tienen preguntas, críticas o comentarios.

  • Contar con un proceso de producción carente de ritmo

Finalmente, la creación de contenidos puede ser una tarea ineficiente si no se tiene un buen ritmo para la producción. Es como si se tratara de una canción, sin un beat todo se viene abajo.

Según lo señala el CMI, si se está publicando historias a medida que se terminan en lugar de seguir una cadencia regular, el marketing de contenidos parecerá que se trata de pensamientos ad hoc.

Para crear mejores contenidos de forma consistente es necesario apalancar la ayuda de un calendario editorial, con uno de ellos es posible organizarse, planificar y producir de forma constante. Aquí puedes encontrar algunas claves para desarrollar un calendario estratégico.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299