Optimizar las tasas de conversión de elementos como las landing pages o los sitios web es una tarea que deben desarrollar continuamente los mercadólogos, esto para impulsar los resultados de sus esfuerzos y para mantenerse o superar los promedios de las industrias donde se encuentran, por ejemplo, en el caso de las landign pages, WordStream destaca que la tasa de conversión promedio para todas las industrias es del 2.35 por ciento. Si tus landing pages no llegan a este porcentaje sin duda es importante implementar ajustes o identificar qué esta fallando. Al respecto, en esta ocasión destacaremos algunos errores que se deben evitar si se quieren conseguir más conversiones con los esfuerzos de marketing.

De acuerdo con el blog de Jeff Bullas, estos son los 5 errores de la optimización de conversiones que debes evitar en tus campañas:

  • Hacer muy pocas pruebas

Desarrollar las pruebas A/B para impulsar las conversiones es un esfuerzo que puede ser difícil de calcular en cuanto al número de pruebas que se deben hacer. No obstante, los expertos destacan que deben exigir pruebas hasta alcanzarse el concepto de “significación estadística”.

Este concepto significa que el experto o los responsables de la campaña confían plenamente en que ya se cuenta con la variación de elementos de las pruebas A/B que mejores resultados aporta. No hacer suficientes pruebas para impulsar las conversiones puede suponer que no se cuenta con suficiente información para tomar una buena decisión al respecto.

Para saber cuántas pruebas desarrollar debes considerar el tamaño de tu muestra. Cuanto mayor sea el tamaño de la muestra, más precisos serán sus valores promedio.

  • No hacer pruebas en paginas que están teniendo buenos resultados

Cuando se trata de conversiones, la popular frase “si no está roto, no lo arregles” no existe. Todo se puede mejorar, incluso las cosas que ya está funcionando bien. Los activos de marketing que ya funcionan tienen el potencial de generar un mejor rendimiento si los responsables se toman el tiempo para optimizar.

Por ejemplo, si ya tienes una entrada en tu blog que desde hace años genera tráfico y siempre está entre las de mayor participación de en el sitio, esto no quiere decir que su trabajo ya esté finalizado, se debe aprovechar para impulsar los números.

  • Rendirse tras pruebas fallidas

Cuando se optimiza para impulsar las conversiones debes saber que solo existe un fallo y este es el dejar de hacer pruebas. Los responsables de las campañas deben tener en cuenta que si las pruebas no dan los resultados que quieren, al menos han aprendido algo nuevo y pueden implementar ajustes.

Rendirse implica que no se están apalancando los conocimientos adquiridos de los fallos anteriores y por lo tanto no se podrán mejorar los números.

  • Hacer cambios sin tomar como base los resultados

Todo cambio que se haga en las campañas o en el sitio debe estar basado en una investigación, desafortunadamente, la mayoría de los equipos de marketing parecen estar más interesados en realizar cambios u optimizaciones para las conversiones basados en prácticas conocidas de la industria en lugar de probar su sitio y aprender qué estrategias funcionan para ellos.

Tal como señala la fuente, hacer cambios no basados en los resultados de una investigación es arriesgado; estás aplicando ideas que podrían llegar a funcionar, pero no hay forma de demostrarlo.

  • No tener las herramientas de rastreo correctas

Finalmente, considera que sin las herramientas adecuadas, el equipo no podrá entender con precisión la data que está recolectando con el fin de aplicarla e impulsar las tasas de conversión.

Se deben seleccionar las herramientas necesarias para este proceso e incluirlas en la estrategia. Algunas opciones útiles de herramientas podrían ser las que presenten un mapa de calor, registros de los visitantes e insights de geo-localización.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299