4 errores por las que una nueva plataforma suele fracasar

digital
digital

Actualmente, las diversificación de la mercadotecnia por los canales digitales es algo que no se puede omitir. La efectividad que tiene para una marca el desenvolverse por este tipo de espacio es inmensa. Sobre todo cuando se empiezan a utilizar redes sociales, una plataforma por demás popular entre los usuarios en la actualidad.

La tecnología es culpable, en mayor medida, de que esto suceda. Al menos 80 por ciento de personas que utilizan Internet tienen smartphone, según el Reporte Digital 2018 de We Are Social. Además, el mismo reporte señala que 53 por ciento de tráfico web proviene de dispositivos móviles, lo que demuestra una fuerte transición a micro modelos de negocio por conexión móvil.

De esta forma, puede llegar a ser imprescindible para las marcas el implementar nuevas plataformas en sus estrategias de comunicación. El problema es cuando la segmentación del mercado en redes sociales está muy bien definido. Según Social Bakers, Facebook (con 2,15 mil millones de usuarios) y YouTube (con mil 500 millones de usuarios) son las redes sociales más usadas del mundo. Detrás de ellos, las apps de mensajería como We Chat (980 millones de usuarios) y QQ (843 millones de usuarios) son las que dominan el panorama digital.

Para romper el esquema, las nuevas plataformas pueden llegar a presentar una narrativa distinta donde lo visual pude llegar a ser mejor. Sin embargo, las nuevas pasan desapercibidas. Warc presenta cifras donde al menos 90 por ciento de la  inversión en marketing social se realiza en plataformas públicas.

El asunto con las nuevas plataformas es que necesitan mantener suficiente control sobre los recursos clave para asegurar un lugar en el ecosistema digital y empezar a generar beneficios.

¿Cuáles son los puntos básicos por las cuales fracasa una nueva plataforma?

  • Por no involucrar a desarrolladores

Las plataformas de éxito proporcionan recursos a desarrolladores para que innoven, analicen el diseño y su rendimiento.

  • No compartir beneficios

Lograr interacciones de valor es la razón principal de una plataforma. El consumidor, el producto y la plataforma saldrán ganando si el reparto del valor beneficia a todos los involucrados. Una regla sencilla para los administradores de las plataformas es quedarse con menos valor que el total generado y compartir el valor de forma justa con todos los participantes de su creación.

  • No se sitúan en el lado correcto del mercado

Los responsables de las plataformas tienen que determinar a qué tipo de mercado dirigirse y cuándo. Con un lanzamiento es importante centrarse en atraer a los consumidores; a veces a proveedores; y otras veces se tiene que atraer a consumidores y proveedores al mismo tiempo. La clave es tomar en cuenta ambos y generar un equilibrio.

 

  • Falta de imaginación

Tal vez el error más atroz que se pueda cometer se obviar el funcionamiento de la plataforma. También es uno de los errores que resulta más difícil de evitar, ya que esta falta de visión, cuando una plataforma entra en el mercado, los responsables del producto no sólo están midiendo las cosas equivocadas, se están basando en el planteamiento equivocado.