Ericsson se derrumba: Estados Unidos y América latina tienen la culpa

Las acciones de Ericsson cayeron más de 7% en las primeras operaciones del viernes luego de su último informe contable.

  • Las ventas de Ericsson crecieron apenas un 1% por la caída de más del 9% en América del Norte y del 5% en Latam  y Europa

  • El magro resultado del cuarto trimestre de 2019 se produce cuando el auge del despliegue de las redes 5G debería generar otro efecto: las razones

  • Si la guerra comercial cede y Huawei renace, aseguran que la situación podría empeorar para la marca sueca

Las ventas del proveedor de kits de telecomunicaciones Ericsson apenas crecieron en el cuarto trimestre de 2019, lo que generó una ola de versiones sobre su futuro inmediato. En ese marco, las acciones cayeron más del 7%.

El informe contable de la compañía sueca dice que las ventas totales aumentaron solo un 1% interanual producto de un fuerte retroceso especialmente en América del Norte (del 9%). Además, en América latina y Europa se produjo una merma del 5%.

Caída en las acciones de Ericsson en Europa. Investing.
Caída en las acciones de Ericsson en Europa. Investing.

Según Ericsson, los magros números tienen explicación en nuevas inversiones y en la incertidumbre que rodea la fusión en los Estados Unidos de los operadores T-Mobile US y Sprint, pero los analistas entienden que esas no son las únicas causas, ni las más importantes.

“Debido a la incertidumbre relacionada con la fusión de un operador [T-Mobile US y Sprint], vimos una desaceleración en nuestro negocio de América del Norte, lo que resultó en que esa región tuviera la participación más baja en las ventas totales en mucho tiempo”, reconoció el polémico CEO de Ericsson, Börje Ekholm.

Según Ericsson, las ganancias se vieron afectadas por el aumento de los gastos operativos. En especial, por la adquisición de Kathrein, mayores inversiones en digitalización y más recursos para mejorar la seguridad de sus equipos. Además, ya la marca advierte que en 2020 espera “gastos operativos algo más altos”, lo que hizo abrir los ojos de los inversores, que vendieron acciones e hicieron caer su valor este viernes.

Resultados de las ventas de Ericsson por región en el Q4.

El informe completo de Ericsson.

Después de varios años de malos resultados, Ericsson parecía que renacía gracias al impulso renovado del lanzamiento de las redes 5G, particularmente en los Estados Unidos, donde tiene mucha presencia.

En el mercado mundial de los equipos de redes de telecomunicaciones, Ericsson tiene casi un tercio, lo que le da una buena perspectiva dado que estamos hablando de un potencial mercado global de US$ 500 mil millones para el desarrollo de la 5G.

Para 2025, GSMA estima que los operadores a nivel mundial habrán gastado US$ 1 billón en el desarrollo de las redes 5G.

Huawei tiene casi un tercio del market share y Nokia una penetración similar a la de Ericsson.

Variación de la Cuota de mercado de las empresas de infraestructura móvil de telecomunicaciones en todo el mundo de 2017 a 2018. Statista. IHS Markit.

Sin embargo, mientras que las 5G está ayudando con las ventas, también hace subir los costos.

Para compensar esto, Ericsson está eligiendo estratégicamente los clientes, buscando firmar contratos con los más importantes, los que le ayuden a ganar cuota de mercado, apostando por un éxito en los márgenes a corto plazo que le generará rentabilidad a más largo plazo.

De hecho, la compra del negocio de antenas y filtros de Kathrein, de Alemania, busca aumentar su cartera de clientes de 5G.

Ericsson, Nokia y Huawei pelean codo a codo el mercado del despliegue 5G, la red que se espera contenga funciones críticas: desde vehículos autónomos, redes eléctricas inteligentes y comunicaciones militares.

Esto último ha llevado a los Estados Unidos a poner en la “lista negra” a Huawei y a lanzar una campaña mundial para tratar de persuadir a sus aliados de todo el mundo para que prohíban a la empresa china en sus redes 5G. Alega que esos equipos podría ser utilizados por Beijing para espiar. Algo que Huawei, por supuesto, niega.

Dos de los mayores mercados, Gran Bretaña y Alemania, decidirán en estos meses si aceptan o banean a Huawei, lo que será clave para el futuro no sólo de la compañía china, sino también para Ericsson y Nokia.

Una buena noticia para Ericsson es que el gobierno de los Estados Unidos analiza “otorgar créditos a compañías como la sueca y su rival Nokia para que puedan igualar los generosos términos de financiamiento que Huawei ofrece a sus clientes”.

El precio y la financiación son clave para que los países opten por Huawei para sus redes.

Es que no existe un grupo estadounidense que pueda construir el equipo necesario para transferir señales entre teléfonos móviles y las torres o entre los sitios que conforman la red.

Por eso entienden que la mejor manera de contrarrestar el dominio de Huawei es asegurarse de que sus rivales puedan igualar las líneas de crédito de la compañía china, que proviene de bancos estatales del gigante asiático y que le permiten ofrecer condiciones de pago mucho más largas que la mayoría de sus rivales.

Sigue a @PabloPetovel

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299