• Para mantener la creatividad al máximo durante el home office, los profesionales deberían considerar tomar cursos

  • También es importante que los colaboradores y empresas prioricen la salud física, mental y emocional

  • A la vez, es crucial que todos entiendan que no es lo mismo el trabajo remoto que laborar de forma presencial

No todo el mundo está acostumbrado a trabajar desde home office. Muchas personas tienen malas prácticas que podrían resultar en el desarrollo de problemas de salud, tanto física como mental, que resulten peor en el largo plazo. También se deben contar los retos de seguridad para los que no todas las compañías están debidamente preparadas. Incluso se deben de mencionar elementos tan sencillos como tener las herramientas necesarias para poder laborar.

Pero quienes tal vez lo tengan más difíciles son los líderes de equipo. Y es que tratar de lidiar con profesionales en una oficina y coordinarlos en home office son tareas muy distintas. Según  la Universidad de Harvard, no es poco común que haya desafíos tanto en comunicación como en confianza. We Live Security, también es difícil mantener la productividad, interés y moral a la distancia. Y McKinsey señala que ya solo tratar de guiarlos por una crisis es suficiente reto.

A la vez, no se trata de un problema sin solución. Hay muchas formas en las que los líderes pueden aprender a manejar sus equipos en un esquema de home office. Pero lo más crucial es que empiecen a encaminarse por la dirección correcta. Una vez que los líderes tienen una idea más o menos general de como actuar, lo demás se puede ir descubriendo sobre la marcha. En ese sentido, Comunal Coworking apunta que hay cinco recomendaciones indispensables:

No hay por qué vigilar a la gente en home office

Muchos jefes creen que su trabajo en esquemas remotos es estar vigilando que cada minuto de sus colaboradores sea el más productivo posible. Lo cierto es que estar constantemente encima del equipo solo creará un sentimiento de desconfianza e insatisfacción. Además, es una gran pérdida de tiempo de parte del líder. Es mejor darle a la gente las herramientas y el espacio para que hagan su parte en el home office, así como buscar su retroalimentación.


Notas relacionadas


Dar seguimientos personalizados

Aunque una buena parte de las personas en home office están con sus familias, parejas o roomies, hay algunos que están pasando el encierro solos. Incluso si hay alguien que les hace compañía, es crucial que el líder demuestre más que nunca su cercanía con el equipo. Resulta indispensable, entonces, llevar a cabo sesiones uno a uno de seguimiento para entender su estado físico, emocional e intelectual. Y también, para alinear correctamente todas las metas.

Aprovechar las fortalezas durante el home office

No todos los colaboradores tienen las mismas habilidades. Hay quienes se distinguen por una u otra tarea, que tal vez en un ambiente de oficina se dejan de lado para favorecer una carga de trabajo más equitativa. Pero en home office, es crucial que se repartan las tareas de la forma más eficaz posible. En este sentido, es importante que el líder reasigne las tareas para incrementar la productividad. Y, en caso de cambios, deben comunicarse forma muy clara.

Jamás perder de vista los objetivos

Durante los esquemas de home office, es importante cambiar cómo se piensa del trabajo de oficina. En espacios físicos, lo más crucial es que la gente sea lo más productiva posible mientras está en el lugar. Pero para trabajo remoto, es crucial que se de espacio a un formato más flexible. Esto solo será posible si se cambia el chip a un formato de objetivos. De esta forma, tampoco los colaboradores dejarán pendientes proyectos ni quedarán a deber metas.

Limitar el uso de redes sociales en home office

Gracias a las plataformas digitales, es más fácil que nunca antes ponerse en contacto con los demás. Sin embargo, muchos líderes cometen el error de usar cualquier solución digital para estar en contacto con colaboradores. Es crucial emplear herramientas especializadas, como Teams, Trello, Slack o Hangouts, en lugar de Messenger o WhatsApp. De esta forma, será más fácil generar un ambiente de concentración y productividad entre todos los colaboradores.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299