Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva Lyncott: recuperación de la industria alimentaria posCovid

La digitalización de la industria acompañada con estrategias de implementación tecnológica, responsabilidad social y fortalecimiento del eCommerce generaron que negocios como Lyncott se desempeñarán superando los retos que la crisis pandémica impuso.

Compartir:

recuperación industria alimentaria
  • Para evitar el desperdicio de alimentos, sobrevivir al cierre de negocios no esenciales y fortalecer el flujo de la cadena de suministro, la industria de alimentos tuvo que mantener estrategias resilientes.

  • La implementación tecnológica y el fortalecimiento del eCommerce ayudaron a Lyncott mantenerse cerca de los consumidores.

  • La digitalización de la industria es primordial.

 

La pandemia de la Covid-19 generó impactos de grandes dimensiones y a un alcance global, la industria alimentaria tuvo afectaciones en los siguientes puntos: el sector del catering se vió afectado debido a que la mayoría de los restaurantes tuvo que cerrar; no obstante, el aumento de las compras online ayudó a que el flujo de los alimentos no parará. Asimismo, la crisis resaltó la necesidad de hacer gestión remota de la calidad e inocuidad de las organizaciones. Para su recuperación posCovid, la industria tuvo que aplicar estrategias de digitalización y tecnología.

Desde la visión de Santiago Martínez Vértiz, CEO de Lyncott –líder en productos de calidad premium de lácteos–, con la expansión de la Covid-19 en mayo de 2020, la gente dejó de consumir y de ir a restaurantes, por lo que todo su producto fue regresado para ser donado a bancos de alimentos y darle un mejor trato posible con el objetivo de eliminar el desperdicio.

“Hoy estamos en una devolución de nuestros productos que ronda en el 1.6 por ciento y 1.5 siempre se puede mejorar evidentemente y es algo de lo que estamos orgullos de hace cuatro años para acá, lo hemos bajado lo hemos bajado 2.5 por ciento”, puntualizó en entrevista exclusiva con Merca 2.0.

Y es que en su negocio que se fortalece del sector de food service (hoteles, restaurantes y cafeterías), la digitalización fue una oportunidad y un reto para mantenerse cerca de los hogares mexicanos.

Hace un par de años podríamos hablar de la digitalización digital como un gran diferenciador para las compañías, hoy en día es un requisito para poder afrontar los retos a los que el sector alimentario se vió inmerso durante la pandemia.

El aumento de la adopción del eCommerce marcó la pauta para la transformación de todas las industrias y la alimentaria no fue la excepción. En un reciente estudio NielsenIQ señala que el 53 por ciento de los shoppers usan canales online y offline para hacer sus compras, es decir, la industria se enfrenta a consumidores omnicanales.

También, el 61 por ciento de los shoppers mexicanos declara que compra online a través de sus smartphones.

El día de hoy, la expectativa de compra ha crecido motivada por la conveniencia, la entrega rápida y opciones de pago diversas, lo cual ayuda a los consumidores a tomar la decisión que más le convenga en el tiempo que considere hacer la transacción.

 

Estrategias de recuperación de la industria alimentaria ante la Covid

El problema del hambre a nivel nacional e internacional derivado de un incremento en la pobreza fue una de las grandes consecuencias que está dejando la pandemia a su paso, indicó Teresa García Plata, directora general de Bancos de Alimentos de México (BAMX) durante una conferencia realizada en la Universidad IBERO Ciudad de México.

No obstante, se registro un incremento de alimentos desperdiciados, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimó que se desperdician 931 millones de toneladas de alimentos. Tan solo para dimensionar, en 2019, el 17 por ciento de los alimentos disponibles para los consumidores terminaron en los basureros de los hogares, minoristas, restaurantes y otros servicios alimentarios.

Santiago Martínez Vértiz, CEO de Lyncott considera que la vida de los productos en anaquel es muy corta desde que se produce hasta que se echa a perder (de 30 a 60 días), y por ello, realizan acciones contundentes para evitar su desperdicio: mantener la cadena de suministro “lo más delgada posible” y modificar las practicas pero no los productos.

Las más grandes devoluciones de productos Lyncott vienen de las tiendas de autoservicio y del lado de los restaurantes y hoteles, la devolución es casi inexistente.

“Lo que hacemos en el autoservicio es en 10 días antes de que caduquen los productos, lo retiramos y lo donamos a bancos de alimentos: esa es la mayor estrategia que podemos hacer”, comentó sobre la estrategia de mitigación de desperdicio de alimentos.

Cuidar la salud y el origen de sus productos se cataloga como la segunda gran estrategia para Lyncott.

Los consumidores en todo el mundo y también los mexicanos tienen preferencias de consumo que se guían a crear un cambio positivo en la sociedad y en el medio ambiente, eso hace que prefieran marcas que se vinculen con sus valores y tengan responsabilidad social.

Los consumidores están dispuestos a pagar por aquellos productos que están alineados con sus valores y el 70 por ciento paga más del 35 por ciento por compras sostenibles, apunta un estudio realizado por IBM.

Para Lyncott, el cuidado va desde el interior al exterior, apoyan a los ganaderos con auditorias para verificar que no exista maltrato animal, así como capacitación para aquellos que están entrando al negocio. Al exterior, lanzaron nuevos productos enfocados en la salud con el objetivo de conquistar a las audiencias más jóvenes que no planean su consumo comparado con las mujeres que se desenvuelven en el hogar.

En el punto de las mujeres, Lyncott reconoce que históricamente las mujeres han sido responsables de la alimentación de la familia. Además, en la industria predominan las mujeres con un 50.1 por ciento y en derivados lácteos, el 42.1 por ciento de la fuerza laboral son mujeres.

Por otra parte, la digitalización representó un gran reto y ante la situación, Lyncott lanzó su aplicación.

“Nosotros tratamos de acercarnos a ellos (los clientes), tratamos de facilitarles un poquito el tema de tener un producto fresco y en casa sin tener que salir, era un proyecto que ya teníamos como 6 meses antes de que empezará la pandemia”, puntualizó  Santiago Martínez Vértiz, CEO de Lyncott.

La digitalización de la industria acompañada con estrategias de implementación tecnológica, responsabilidad social y fortalecimiento del eCommerce generaron que empresas como Lyncott se desempeñarán superando los retos que la crisis pandémica impuso.

 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores