x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva con Oscar Victorín, co-Founder y CEO de SkydropX: El panorama del sector logística para los próximos meses

De la mano con la popularización del ecommerce, la presión sobre las compañías de logística se disparó en medio de la crisis sanitaria

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • De acuerdo con Statista, la industria de la logística a escala global, solo en valor de exportaciones, vale 19.5 billones de dólares

  • En lo que se refiere a grueso de operaciones, FedEx sigue siendo la compañía de entregas más grande en el mercado

  • Anualmente, los costos de este sector ascienden a unos 9.3 billones de dólares, cerca de la mitad del valor de sus productos

A estas alturas del 2021, para nadie debería ser una noticia que la pandemia ayudó a colocar al ecommerce como una fuerza comercial notable. De acuerdo con el Banco Mundial, ya antes de la crisis sanitaria, el comercio electrónico presentaba un avance decente de 4.5 por ciento anual global. La COVID-19 hizo a las retailers a “meter turbo” en la digitalización del negocio. Pero Oscar Victorín, co-Founder y CEO de SkydropX, dice que también impactó a la logística:

Durante la pandemia estábamos viendo crecimientos de hasta 81 por ciento en ecommerce. Y en este contexto, entre nuestros clientes estamos presenciando demandas de logística que no tendríamos que haber visto sino hasta 2022 o 2023. Nos adelantamos dos a tres años. Y esto, de alguna forma, nos agarró desprevenidos. En seis meses hubo avances enormes. Por eso nuestro mayor reto ha sido resolver la necesidad del cliente con los recursos disponibles hoy.

La solución logística de las grandes marcas

Pero hay otros retos. Según Research and Markets, la disrupción de cadenas de suministro y la paralización de fábricas puso gran tensión a las marcas. Esto, porque muchas empresas no lograron el output suficiente para satisfacer la demanda. Hasta quienes sí tenían inventario, apunta Oscar Victorín, coordinar la logística de estos gigantes probó ser un dolor de cabeza. Apunta que esto se vio más claro en el caso de los sitios ecommerce, rebasados en pedidos:

Hoy en día tal vez no es imposible, pero sí es muy complicado que un proveedor de logística único pueda resolver todas las variables de paquetería que requiere el cliente. Entonces ya estamos viendo que más empresas tienen de tres a ocho proveedores distintos. Por ejemplo, mueven sus paquetes locales con uno, los pedidos internacionales con otro, y así. De esta forma están pudiendo, las marcas y los agentes logísticos, lidiar con con la mayor demanda.


Notas relacionadas

4 puntos rápidos en logística si vas a emprender en comercio electrónico

Como la logística y la mercadotecnia digital deben de andar de la mano

Infografía: Industria de la logística y paquetería


El problema de las PyMEs

Por supuesto, no solo las agentes más grandes del mercado se vieron afectadas por estos cambios. A lo largo de toda la pandemia, el ecommerce se convirtió en el gran habilitador para la supervivencia de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs). Pero el CEO de SkydropX sí asegura que, aunque vivieron una situación similar, los retos de estos negocios no se igualan a los de las agentes más grandes. Su panorama de logística fue bastante más retador y difícil:

Creo que lidiar con los problemas de las PyMEs en cuestión de logística ha sido el reto más complejo que hemos tenido como empresa los últimos meses. Muchas de estas marcas, antes de la COVID-19, no vendían en línea. Así que estamos, por así decirlo, educando a este tipo de negocios. Emprendimientos que siempre operaron en offline y que, por necesidad, deben usar los métodos digitales y, por primera vez, montar sitios online y tener una logística a domicilio.

El futuro de la logística en México

De acuerdo con el CEO de SkydropX, los retos de su sector continúan presentándose. Ahora ve cómo se está dando una “pulverización” de la logística. Es decir, ya no se tienen sistemas de punto A a punto B, donde todo el inventario de una marca sale de un único lugar. Hoy en día ve que, por tendencias como la omnicanalidad y el dropshipping, las empresas deben de dividir sus productos en varios lugares. Pero aún ante estos retos, Oscar Victorín es optimista:

Definitivamente va a seguir creciendo la industria de la logística. Estamos viendo cambios en los hábitos de consumo que muy difícilmente se podrán echar atrás aún cuando volvamos a la “normalidad”. El camino que avanzamos durante la pandemia no retrocederá. Vamos a seguir viendo exigencias en los consumidores finales para las entregas. Envíos más rápidos, flexibles, que se puedan adaptar a él. Ahora, sin duda, el cliente quiere tener el control de su paquete.

Otros artículos exclusivos para suscriptores