Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva con Nutrisa: Respondiendo a las tendencias de consumo saludable

Hay una interesante intersección entre el consumo saludable y el de indulgencia en el que las marcas de México todavía pueden crecer

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • El consumo saludable se ha vuelto una tendencia importante en los últimos meses a lo largo de todo el mundo

  • Lo anterior, en gran parte por los efectos de la pandemia y el nexo entre los casos graves de COVID-19 y el estado médico de los casos graves

  • Así pues, las empresas tienen una oportunidad de crear alternativas atractivas, sanas, para las audiencias

El efecto de la pandemia en los hábitos del público ahora es evidente. Y en pocas industrias es tan claro como en el consumo saludable. De acuerdo con Forbes, el 54 por ciento del público general (63 por ciento entre mayores de 60 años) apuntan que están interesados en opciones más sanas en sus bebidas y alimentos. Según Claudia Reyes, subdirectora de Mercadotecnia en Congelados y Retail de Grupo Herdez, esta tendencia también se ha replicado en México:

Hay tres tendencias muy grandes. La gente está cada vez más preocupada por su bienestar físico y emocional. No solo se quiere un consumo saludable, sino también alimentar el alma o la mente, por decirlo así. Y esto significa que la gente no quiere perder estos productos ricos, pero sí quiere tener una dieta mucho más balanceada. La otra parte importante es la de las marcas transparentes. Las personas quieren que seamos un aliado, darles nuevas opciones.

Keto, una nueva opción de consumo saludable

Si bien hay varias sub-tendencias en este segmento, Claudia Reyes identifica una particular:

Hay muchas vertientes entre los consumidores sobre cómo alimentarse. Tenemos las dietas veganas, vegetarianas, paleo… Pero la keto ha tomado cierta popularidad en México en los últimos años. Su consumo saludable se expresa por ser baja en carbohidratos, que tiene la idea de obtener la energía para el día a día a través de las grasas del cuerpo. Por eso es vista como un apoyo para bajar de peso. Hoy ya hay anaqueles llenos de productos en la categoría.

Justo esta tendencia de consumo saludable es lo que llevó a Nutrisa a presentar su nieve de yogurt keto para el mercado mexicano. De acuerdo con Raspberry Magazine, la opción se está promocionando como un producto bajo en carbohidratos, proteínas y sin azúcar añadida. Una que además ayudaría a los clientes dentro de esa filosofía a que puedan tener una indulgencia.


Notas relacionadas

Sitio del día: Una app para ayudarte en una dieta de ayuno

Menos mexicanos a dieta después de terminada la cuarentena por COVID-19

Sitio del día: Una app para crear una dieta personalizada

 


Uniéndose a la tendencia

Es importante mencionar que esta marca de helados no es la única que ha tratado de mezclar los temas de indulgencia y consumo saludable. Varias compañías de comida rápida, entre ellas Burger King, también han tratado de adoptar las populares hamburguesas vegetales. Y estas iniciativas no siempre han sido del agrado de las audiencias, especialmente la gente que ya se ha familiarizado con ese nicho. Pero en el caso de Nutrisa parece que la recepción fue distinta:

Nosotros lanzamos nuestro helado bola hace unos meses, desde febrero. En los autoservicios, para que la gente se lo lleve a casa, salió hace unas semanas. Y desde entonces se ha vuelto un top de ventas. Osea, sí se ha visto una aceptación de esta filosofía de consumo saludable. Al final, creo que se trata de que la formulación del producto sea la correcta. Nos llevó tiempo desarrollarlo, pero queríamos asegurar que se trata de una opción baja en carbohidratos.

Conectando a más gente al consumo saludable

El reto más importante, sin embargo, no es convencer al público que ya es afín a las opciones de consumo saludable de probar estos productos. Como dice la experta de Grupo Herdez, es más que suficiente asegurar que la formulación es correcta. Resulta mucho más importante el conectar con los consumidores que no están seguros si estas opciones sanas realmente van a estar a la altura de su idea sobre la indulgencia. Aquí, Claudia Reyes define un camino claro:

Creo que las marcas tenemos la obligación de darle contenidos relevantes a la gente. Es ahí donde va a radicar que le interese nuestra propuesta de consumo saludable o no. Hay que buscar la mejor manera de explicárselo de manera sencilla, ir de su mano en el día a día. Y sobre todo, generar trials, sampling y otras estrategias tácticas. Pero se reduce a eso. Hay que ayudar al público a quitarse estos tabús que comer sano significa no poder comer rico.

Otros artículos exclusivos para suscriptores