x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva con Laura Tabares, directora ejecutiva de Intuic: El liderazgo femenino en México (y cómo impulsarlo)

Si bien en un futuro se espera hablar de liderazgo, sin género, aún es necesario trabajar por la integración de mujeres en altos puestos

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Solo cuatro de cada 10 hombres perciben que hay una brecha salarial con las mujeres

  • Únicamente en las áreas de Recursos Humanos hay una mayor proporción de liderazgo y directivas de género femenino

  • En lo que se refiere al cuidado de hijos y familia, menos de la mitad de las directivas apuntan que su pareja masculina es su principal apoyo

México, y en general toda América Latina, es considerada una de las regiones más desiguales en el mundo. Si bien hay varias brechas sociales y económicas que se pueden analizar, una de las más claras es la que hay entre hombres y mujeres. Basta observar la mayor vulnerabilidad a la violencia sexual y el trabajo no-remunerado que reporta El Economista. Pero en liderazgo, según Laura Tabares, directora ejecutiva de Intuic, también hay una deuda muy importante:

La verdad es que, viendo algunas estadísticas, no estamos tan mal en México. En Latam, a niveles de CEO, solo 6.4 por ciento son mujeres. En el país, tenemos 8.4 por ciento. Digo, no es un buen porcentaje. Deberíamos esperar que sea equitativo. Pero creo que estamos en el camino de descubrimiento. Ya tenemos una comunidad donde profesionistas en posiciones de liderazgo son mentoras, forjando el camino de quienes están algo más abajo de la pirámide.

Barreras psicológicas al liderazgo femenino

Además de los desafíos culturales que han existido por años en México y el mundo para que las mujeres alcancen puestos directivos en las marcas, a pandemia trajo barreras adicionales. De acuerdo con HR Drive, no solo más profesionistas perdieron su trabajo durante la crisis que sus contrapartes masculinas. También las motivará a optar más por esquemas flexibles, que podrían limitar su crecimiento a futuro. Además, según Tabares, están los retos psicológicos:

Debemos romper el techo de cristal que nosotras mismas tenemos. Está el famoso Síndrome del Impostor, que nos dice “no puedes” o “tus logros son pura suerte” o “no eres tan hábil”. Así pues, necesitamos empoderarnos y sentirnos capaces, reconocernos. Después podemos ir a un cambio hacia afuera. Para ejecutar cambios, necesitamos un mindset en la comunidad. Y hay que llevar a una transformación en la mentalidad, para fomentar una igualdad en acciones.


Notas relacionadas

Liderazgo de mujeres está en franco declive, según estudio

DiDi copia a Uber y lanza viajes solo para mujeres

El reto de impulsar a más mujeres líderes en México… y todas las barreras que aún quedan


Líderes impulsando a líderes

Laura Tabares también apunta que el liderazgo femenino también debe prosperar a través de esquemas de apoyo entre profesionistas. Crear sistemas donde las mujeres que han logrado romper con los techos de cristal ayuden al resto a escalar. En este sentido, habla de un nuevo sistema de doble apoyo donde un mentor y un sponsor ayuden a las especialistas del mercado a crecer. Pero aquí la líder de Intuic aún afirma que hay un reto crucial para su implementación:

Probablemente todavía falta identificar cómo una profesionista puede ser mentora y sponsor. Cuando se habla de mentoría, es un proceso cíclico. Es una ida y vuelta de conocimiento entre ambas partes. Pero cuando eres sponsor del liderazgo femenino, es mucho más directo, hasta estratégico. Es poner el nombre de las profesionistas en la mesa. Es mucho de recomendar a otras líderes, pero con una idea de promover oportunidades, más allá de cumplir una cuota.

El circulo virtuoso para el liderazgo femenino

Justo este último punto es particularmente necesario para fomentar una mayor integración de mujeres en los puestos directivos. Para 2019, todavía se detectaba que los líderes hombres no estaban plenamente conscientes de los retos que enfrenta el liderazgo femenino. Justo en este sentido, la directora ejecutiva de Intuic cree que la mejor forma de empoderar a profesionistas en la industria es amplificando su voz. Ayudándolas a volverse iconos para todo el entorno:

Hay que sentarnos con las directivas, entender exactamente sus mensajes y fortalezas. Definir qué, como y dónde deberían comunicarlas para que su voz sea súper clara, maneje toda la información que requiere, y además se amplifique. Esto tiene una inmediatez en el liderazgo femenino. Permite que confíen en ellas mismas, dan a conocer sus talentos y trayectoria, y se vuelven iconos a seguir para inspirar a otras a salir adelante. Creamos círculos virtuosos.

Otros artículos exclusivos para suscriptores