x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva con Adobe: Así se comportará el consumidor online durante la Navidad

Ahora que una parte considerable de las compras se hacen en digital, ¿qué tipo de consumidor pueden esperar las empresas para Navidad?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • México es uno de los países donde se espera que una mayor parte de la población reduzca sus gastos para Navidad

  • Esto, porque el consumidor promedio en el país, desde hace meses, está más preocupado por la crisis económica que por la sanitaria

  • Al mismo tiempo, muchos usuarios han “descubierto” la conveniencia y facilidad del ecommerce, volcando más de sus gastos a este sector

Hace un par de días que se cumplió un año desde que presuntamente surgió la pandemia de COVID-19. A pesar de los esfuerzos de varios gobiernos, la economía no parece aún haberse recuperado del todo. La muestra más clara de ello se puede ver en las expectativas de más de un consumidor para Navidad. Según McKinsey, citado por Statista, se espera un menor gasto:

Según Daniel del Palacio, Marketing Manager de Adobe para Latam Hispánica, hay otra visión para ecommerce:

Vemos que el comercio electrónico está creciendo muchísimo. El avance que proyectamos para los próximos dos años se logró en solo uno. Esto nos habla no solo de cómo cambia la forma en que las marcas se acercan al consumidor. También cómo las audiencias tienen otros hábitos y estrategias de compra. Ahora es difícil hablar de crecimientos específicos año contra año para Navidad, pero sí vemos un avance crucial en ecommerce, de más del 50 por ciento.

El experimento del Buen Fin en el consumidor

Parte de la razón por la que se espera un panorama diferente para las ventas en línea, cuando menos en México, podría ser el Buen Fin. El ecommerce se volvió un elemento crucial para el festejo comercial en esta edición, en gran parte por la crisis de COVID-19. Varias marcas como Chedraui reforzaron su estrategia en línea, al tiempo que los inevitables problemas asomaron su cabeza. Para Daniel, esta experiencia podría mejorar la relación marca-consumidor en Navidad:

Tuvimos una gran prueba en el Hot Sale, con un gran volumen de tráfico y ventas donde se puso a prueba la infraestructura de muchas tiendas. Ahí hubo grandes aprendizajes. En ese momento habría sido el momento perfecto para corregir la estrategia para el Buen Fin y dar una mejor atención al consumidor. Sin embargo, entonces vimos (y seguimos viendo) dos tipos de empresas. Quienes tienen un mindset de mejora y los que no prestan importancia al online.


Notas relacionadas


Las preferencias específicas para Navidad

Considerando este contexto, hay una pregunta clave que deben hacerse las marcas para el fin de año: ¿Cómo será el consumidor online? No es una pregunta menor. La AMVO, ya desde su análisis del Hot Sale 2020, había detectado un crecimiento notable en categorías como la de electrodomésticos. Lo anterior refleja una mayor confianza en las compras online, y a la vez el ánimo de explorar otros productos. el Marketing Manager de Adobe compartió más comportamientos esperados:

Más que nuevos comportamientos, vemos tendencias que siguen creciendo en el consumidor. El tema del envío y la logística es crucial para las tiendas, pues hay una gran diferencia entre prometer entrega en tres días y que llegue en tres meses. También técnicas omnicanal, como ver en línea y comprar en tienda; o adquirir online y recoger en local físico, está creciendo. Y también vemos a usuarios más racionales, con necesidades específicas e investigan mucho.

Desafíos para conectar con el consumidor online

Si bien el Buen Fin fue benéfico para muchas marcas, otras tal vez no pudieron tener todos los resultados positivos que se esperaban. Especialmente para estos casos, es crucial tener una gran estrategia de Navidad para los consumidores online. Y es que las semanas restantes del año serán la última oportunidad para compensar el difícil año de ventas que ha sido el 2020 en muchos casos. Y en este sentido, Daniel apunta que será crucial abordar un desafío clave:

Sin duda alguna, el reto más importante será la experiencia del cliente. Competir por precio o por producto ya se volvió un tema de commodities. Para darle un diferencial al consumidor hay que prestar atención a este otro elemento. Brindar grandes experiencias es crucial para poder mantener a la gente que compran por primera vez contigo. Pero tampoco se puede olvidar a los clientes recurrentes. Tenemos que ser empáticos para brindar la mejor atención posible.

Otros artículos exclusivos para suscriptores