x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Entreteniendo a la familia y al mundo: La historia de una marca líder

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Un número superior a las dos mil quinientas millones de figuras de Playmobil se han vendido en el mundo a lo largo de ese tiempo y Geobra Brandstätter es la principal productora de juguetes de Alemania.

Alemania, el 6 de mayo de 1929. Durante su adolescencia se dedicó a fabricar juguetes para entretener a sus hermanos menores; Caballos, cochecitos, muñecos de madera que el joven hacía con cariño para sus consanguíneos que por horas jugaban con las creaciones de su hermano, de hecho su afición por trabajar con la madera lo llevó a convertirse en carpintero y en 1958 pedir trabajo en Geobra Brandstätter, una empresa dedicada a fabricar juguetes.

En 1876 Andreas Brandstätter, un cerrajero creó una empresa en la misma región de Turingia donde 53 años más tarde nacería Hans Beck. En 1908 la empresa pasó a su hijo Georg y en 1927 los hijos de este, Karl y Richard, junto con su yerno, Karl Bauer pasaron junto con Georg Brandstätter a ser dueños de la empresa. Georg combinó las letras de su nombre y apellido para formar Geobra Brandstätter y darle el nuevo nombre a la empresa. En 1935 Georg murió. La empresa quedó en manos de los tres miembros de la nueva generación y de la viuda de Georg. La empresa fabricaba y comerciaba ya con diferentes juguetes hechos metal como soldados, automóviles y alcancías, algunas de estas hechas en forma de cajas registradoras las cuales podían ir sumando las cantidades ahorradas por el niño, para que este supiera cuánto dinero había acumulado ya en su alcancía.

La II Guerra Mundial, dejó a la empresa sin uno de los dueños. Karl Brandstätter murió en el conflicto, su heredero, Horst, apenas tenía siete años. Su tíos Richard y Karl, así como el hijo de este último, Hubert, quedaron como dueños de la empresa y Horst quien a los 19 años entró a trabajar en la empresa familiar sólo tenía una promesa en papel de convertirse en dueño, al heredar la parte de su padre cuando tuviera la mayoría de edad.

Cuando Hans Beck se presentó a las puertas de Goebra Brandstätter a solicitar empleo, lo que más interesó a la gente de la fábrica fueron los conocimientos del joven en carpintería y su pasión por crear modelos a escala. En 1958, mientras Hans Beck comenzaba a trabajar en la empresa, Horst realizó un cambio importante y comenzó la producción de juguetes de plástico. El primer gran éxito de Horst fue diseñar una máquina para crear aros de Hoola Hop, los cuales, empezaban a tener una gran demanda en Europa. La idea resultó un éxito para Goebra Brändstatter que obtuvo grandes ganancias siguientes años. En 1971 Horst se acercó al Jefe de Desarrollo en la empresa; Hans Beck. Horst le pidió crear un nuevo juguete. Un juguete que pudiera coleccionarse e intercambiarse, Horst tenía en mente pequeños automóviles de plástico, con pilotos intercambiables. Hans Beck en cambio, ideó un de los juguetes más exitosos y reconocibles en los últimos años; Playmobil.

Beck sabía por su propia experiencia que crear figuras humanas podía dar a los niños no sólo un juguete sino un universo para jugar. Lo primero que se planteó Hans en su creación fue desarrollar muñecos que tuvieran ciertas articulaciones que los diferenciara de los clásico soldaditos de metal y más tarde plástico, por lo tanto las figuras diseñadas por Beck tienen movimiento en la cintura, las piernas y los brazos, con el paso de los años se articularon también las muñecas de las manos. Las figuras tenían que ser manejables por niños pequeños por lo que se les dio una altura de 7.5 cm. Y debían tener una cara agradable.

El proyecto tardó tres años en completarse, finalmente a principios de 1974, Playmobil fue presentado en la Feria Internacional del Juguete en Núremberg. Los primeros sets en ser presentados fueron; uno de caballeros medievales, uno con trabajadores de la construcción y un tercero con indios norteamericanos. El juguete no causó mayor impacto entre los distribuidores y almacenes. Nadie compró el juguete, a excepción de un mayorista holandés que ordenó un gran número de sets de Playmobil. Los niños y sus padres estuvieron de acuerdo con el comerciante holandés, a finales del año las ganancias de Geobra Brandstätter llegaba a los 3 millones de marcos en ventas de Playmobil.

A lo largo de un poco más de cuarenta años Playmobil ha sido responsable de promover la creatividad e imaginación en los más diversos escenarios que van desde vikingos, hasta colonizadores espaciales, sets de médicos, bomberos, vacacionistas, vaqueros y piratas han entretenido por horas a millones de niños en el mundo. Un número superior a las dos mil quinientas millones de figuras de Playmobil se han vendido en el mundo a lo largo de ese tiempo y Geobra Brandstätter es la principal productora de juguetes de Alemania.

Hans Beck murió el 30 de enero de 2009. Horst Brandstätter falleció el 3 de junio de 2015

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados