Entendiendo las Relaciones Públicas 2.0

Por Oscar Rojas
Twitter: @Amenazza

Todos aquellos que tengan un antecedente en relaciones públicas, seguramente se han detenido a pensar en cómo el fenómeno de las redes sociales está cambiando, no nada más nuestro entorno y la forma en que las personas interactuamos y nos conectamos, sino en cómo está redefiniendo nuestra profesión.

Desde hace algunos años, me he preocupado por investigar, analizar, entender y promover este cambio. Desde discutir con personas que me decían que Twitter no tenía futuro y era una pérdida de tiempo, con otros que no encuentran el valor que representa el contar con una sala de prensa online o incluso equivocarme y asegurar que Google Wave era “the next big thing” y cambiaría patrones de conducta (hoy ya no existe).

En varios lados hemos leído que por fin, la comunicación “2.0” le está dando ese carácter de “públicas” a la disciplina. Es verdad. La proliferación de las redes sociales no nada más está cambiando la forma de hacer negocios, sino en la forma en cómo vemos y cómo practicamos las relaciones públicas. Hemos dejado de enfocarnos en mensajes de una sola vía, nos acercamos a la gente de manera directa, descubrimos nuevas comunidades de los temas más variados, tratamos de entender cómo funcionan sus dinámicas de interacción, nos unimos a ellas y nos aseguramos de que exista una conversación para que, a diferencia de las grandes campañas a las que estábamos acostumbrados, entremos en contacto con ellos -de manera relevante- en momentos importantes de sus vidas.

Seguramente a estas alturas ya lo habrán experimentado por cuenta propia o han leído las historias de éxito de grandes transnacionales o astutas PyMEs que han ido aprovechando el surgimiento de nuevas herramientas y plataformas tecnológicas. Así, se van moldeando las nuevas fases del PR, que realmente se tratan de establecer estos vínculos con la comunidad para hacer lo que siempre se supone que ha debido hacer: generar un beneficio para los negocios y ayudarlos a alcanzar sus objetivos. Si al final nuestros esfuerzos no apoyan un objetivo de negocio, pues no hay razón para que tengamos este trabajo, ¿de acuerdo?

Esto es lo que creo es lo más interesante y apasionante de las “nuevas” relaciones públicas. Todo gira alrededor de la comunidad, del público. Ahora, en vez de enfocarnos en medios tradicionales, es importante que reconozcamos el valor de comunicarnos directamente con el cliente, escucharlo, entender sus necesidades, consentirlos, apoyarlos, ofrecerles espacios para que se expresen libremente (aunque no nos guste la crítica negativa), guiarlos por el proceso de toma de decisión e incluso una posible compra.

En este nuevo escenario, el cliente es el medio. Nos dan la inmejorable oportunidad de posicionar nuestros mensajes a través de sus experiencias. De eso se tratan las Relaciones Públicas 2.0. Si creemos que todavía se trata de realizar acercamientos con medios online para que publiquen nuestro boletín o comenten nuestra campaña, estamos muy lejos…

Que siga la conversación…

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299