Engagement suena sexy, pero como explicarlo a nuestros clientes con ejemplos de la vida cotidiana

Estoy segura que esto les ha pasado varias veces, que cuando le estamos presentando a nuestros clientes estrategias en redes sociales.

Siempre sale el tema del “engagement” concepto que no es fácil de explicar a nuestros clientes y que lo entiendan de una manera sencilla ya que es como el posicionamiento o como el branding son temas complejos de explicarles a nuestros clientes.

Partiendo de la traducción al español no lo podríamos explicar cómo “compromiso” por lo tanto el concepto se tiene que explicar sin hacer la traducción literal.

Para empezar, definamos el concepto de engagement en redes sociales “es el grado de interacción que tiene el consumidor con la marca” Diplomado Social Media EDEM. Así como en el engagement existen 4 fases o secuencias que son: 1.- conectar 2.- informar 3.- entretener 4.- compartir; así también podríamos ejemplificar a nuestros clientes cuando ellos mantienen una interacción con un cliente.

Ejemplificando cada una de las secuencias en situaciones de la vida cotidiana en el proceso de ventas sería algo así:

Cuando conoces a un cliente en el primer encuentro pues aún no hay ninguna relación se empiezan a conocer la personalidad del cliente, que le gusta que no le gusta etc, este primer acercamiento lo podríamos comparar en la parte de conectar que significa en la empatía que tiene el cliente con el contenido de la marca.

Después informar en esta fase a tu cliente ya lo conoces y lo invitas a comer para platicar sobre temas que no necesariamente son temas referentes al proyecto que están trabajando en esta secuencia la marca se está posicionando en la mente del usuario que internamente realiza comparaciones y trata de diferenciar el valor único que proporciona la marca.

Sigue el entretener esta secuencia tú y tu cliente ya tienen una relación más estrecha en donde te conoce lo conoces y no sólo lo invitas a comer pueden llegar a hacer actividades juntos como jugar golf, llevarlo al corporativo de la empresa e invitarlo a un partido de tenis, aquí para mantener a los usuarios siempre fieles a la marca en redes sociales hay que compartir diferentes tipos de formatos de contenido informativo, de humor, entretenimiento, etc…

Por último, compartir en esta fase lo relevante es que tu cliente además que ya te conoce, te prefiere y además comparten actividades juntos de entretenimiento él por lo contento y satisfecho que se encuentra con tu marca además te recomienda con sus colegas o amigos, aquí en redes sociales cuando el usuario comparte el contenido está mostrando un afecto hacia la marca, haciendo que mejore la reputación de la marca y por consiguiente que siga recomendando.

El tema es muy relevante ya que muchas veces a nosotros los mercadólogos nos gusta hablar con términos muy elaborados o con anglicismos que no ayudan nada para poder darnos a entender con nuestros clientes.

Los dejo con una frase que me gustó mucho “el engagement no puedes forzarlo; debe de ser auténtico y real” Melissa Klein. VP of communications at Fab.

¿Se te ocurre otra similitud del engagement en situaciones cotidianas que quieras compartir?