• Entre las locaciones disponibles en Luxe, se cuenta la Toscana, Costa Rica y los Alpes Suizos

  • Según cifras de Bloomberg, Airbnb adquirió Luxury Retreats en 2017 por alrededor de 300 millones de dólares

  • Algunas de las opciones de la marca son villas en islas privadas, penthouses y cabañas con vistas panorámicas

Durante las últimas semanas, se ha visto una clara tendencia dentro de las nuevas ofertas de Airbnb. Primero, a mediados de junio, la compañía anexó a su catálogo la cabaña donde Tony Stark vivió durante la primera parte de Avengers: Endgame. Y menos de una semana después, la marca lanzó el primer producto de su nueva categoría Aventuras, donde recreará el viaje de La Vuelta al Mundo en 80 Días. Así pues, es claro su enfoque en el ámbito de las experiencias.

Su nueva categoría de hogares en renta es una clara subida a su apuesta por este mercado. De acuerdo con The Verge, la compañía acaba de estrenar Airbnb Luxe. El nuevo nivel estará especializado en instalaciones con grandes espacios y amenidades de alto nivel. Estas mansiones son parte de un intento por capitalizar el creciente mercado de lujo. Se espera que todas las instalaciones en este grupo tengan un costo por noche superior a los mil dólares.

Pero Luxe va más allá de rentar mansiones. Airbnb apuntó que las reservaciones “proveen acceso a un diseñador de viaje dedicado y altamente entrenado. Este asesor presuntamente se haría cargo de que todas las características de la estancia provean una experiencia de lujo. La empresa reafirmó que cada locación fue sometida a un estricto sistema de evaluación. Actualmente hay poco más de dos mil hogares en la plataforma dentro de esta categoría.

Un impulso de Airbnb por el mercado de lujo

Airbnb no es la única que está tratando de internarse en la industria de servicios y productos para las personas más acaudaladas. Hace un mes, con motivo de su 30 aniversario, Asus presentó una laptop de cuero y oro, edición limitada, para sus fans más acérrimos. También Costco presumió días después la venta de un anillo valuado en 400 mil dólares en una de sus locaciones. Y hasta marcas tradicionales han empezado a experimentar con otros conceptos.

Cabe recalcar que la renta de espacios o productos de lujo no es un concepto nuevo. Ya desde 2017 se empezaba a perfilar como una potente tendencia a escala internacional. Dentro de la economía compartida tampoco es una idea novedosa, pues ya Uber ha introducido algunas funciones premium y prometido vehículos más refinados. Pero Airbnb Luxe es una señal de que la gente de mayor poder adquisitivo está cada vez más abierta a su plataforma.

Es notable cómo Airbnb esta subiendo rápidamente la apuesta entre sus ofertas de renta. Ciertamente se está convirtiendo en una peligrosa rival para la industria de la hospitalidad tradicional. Sin embargo, faltará ver si su categoría Luxe tiene el éxito suficiente. Por lo que menciona la tecnológica, se destinó una buena cantidad de dinero en el proyecto. Solo falta ver si los ingresos que obtenga por esta iniciativa será suficiente para compensar la inversión.

loading...