• La campaña de Durex fue diseñada con la ayuda de la agencia de publicidad Havas, Londres

  • Esta renovación en su imagen visual e ideológica se da después de casi un siglo de operaciones

  • Según la marca, casi todas las personas sufren una “ansiedad sexual” debido a las expectativas culturales poco realistas 

Hay varias razones por las que el sexo, la sexualidad y todas las vertientes de este tema son tan efectivos y atractivos en publicidad. Como lo demostró (pobremente) Cascade, es perfecto para hacer bromas que llamen la atención de los consumidores. También es ideal para generar controversia y hacer ruido en los canales digitales, al estilo de Netflix y Sex Education. En muy pocas ocasiones, su uso en una campaña de hecho responde al giro de la marca en cuestión.

Por desgracia, esta forma de utilizar el sexo como una herramienta para ocasionar morbo y hacer comedia en una campaña publicitaria contribuye a distorsionar su concepto social. De acuerdo con Psychology Today, el tema es uno de los que está más rodeados de tabúes en todo el mundo. Según HuffPost, lo anterior tiene severas afectaciones en el sistema de salud pública. Varios estudios afirman que estas convenciones incluso afectan su ejecución cultural.

No es ninguna sorpresa, entonces, que tantas organizaciones y expertos estén luchando por eliminar estos tabúes alrededor del sexo. Específicamente, para que la conversación pueda ser mucho más provechosa tanto en el entorno público como el privado. Por supuesto, semejante cambio cultural no es fácil de implementar y necesita la cooperación de un sinfín de agentes. Y por ello es tan destacada la nueva campaña de rebranding de la marca de condones Durex.

Una campaña para eliminar los tabúes alrededor del sexo

La empresa, con motivo del 14 de febrero, acaba de comenzar a ejecutar un cambio clave en su marca. Se trata de una renovación en el mensaje central de su compañía y en la identidad visual que transmite a su audiencia. La nueva campaña se centrará en eliminar los infinitos tabúes que existen alrededor del sexo y temas relacionados. Entre ellos, la pornografía (y su representación de las relaciones íntimas) y las enfermedades de transmisión sexual (ETS).


Notas relacionadas


Por el momento, la campaña parece que solo contará con imágenes y mensajes estáticos tanto en medios online como offline. La campaña mostrará algunos datos relevantes que la misma Durex obtuvo durante su Global Sex Survey de 2017. Algunas frases reafirman el peso de las ETS en las relaciones íntimas, mientras otras tratan de establecer una línea entre porno y el coito de la vida real. También busca que la gente acepte una sexualidad más “auténtica”.

En busca de la autenticidad

Como Durex, otras compañías han tratado de renovar sus mensajes promocionales para que las audiencias las perciban como marcas más alineadas con la realidad. Carl’s Jr, por ejemplo, buscó crear un nexo con jóvenes profesionales incitándolos a dejar de portarse como adultos. Ryan Reynolds y sus marcas buscan en cada activación diferenciarse de lo que se entiende por una campaña “normal”. Otras también buscan llegar a generar un cambio social positivo.

No es la primera vez que Durex intenta destruir las convenciones sociales alrededor del sexo. En julio, intentó crear conciencia entre su público en torno al tema de las ETS. Pero con este esfuerzo de renovación visual e ideológica, es evidente que ahora desea que éstos temas sean el centro de su propósito como compañía. Algo que será un cambio positivo para la compañía y que definitivamente le dará un impulso a su imagen. Suponiendo que logre superar un reto.

Hay un problema con tratar de destruir tabúes. Estos constructos sociales tienen tanto poder porque están bien insertados en la normalidad cultural de las comunidades. Por esta razón, el lograr destruirlos es tratar de ir en contra de esta misma inercia, una meta notablemente difícil. El mensaje de Durex no solo es adecuado, sino hasta necesario considerando los retos que se viven hoy en día. Pero tiene que prepararse para luchar una batalla donde lleva las de perder.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299