• En Colombia tuvieron la ocurrencia de activar una promoción que echa al suelo los esfuerzos por contener la contingencia a causa del COVID-19.

  • Reactivar la actividad económica ha sido uno de los tantos esfuerzos que se han buscado en esta contingencia.

  • Un elemento que no podemos perder de vista son las medidas irresponsables con las que se enfrenta la pandemia.

La pandemia de COVID-19 ha replanteado la operación de los negocios y para lograr adaptarnos se han tenido que ejercer cambios, que van de la mano de acciones para contener este virus.

En países como Colombia, se han hecho estimados de la variación que tendrá el Producto Interno Bruto, a consecuencia de la pandemia de COVID-19.

El estimado del Banco Mundial advierte que la variación será de menos 4 por ciento, por lo que se estima que en países como México esta variación sea de casi menos 8 por ciento. Todo esto en un momento en que Colombia suma más de 55 mil casos positivos de COVID-19.

CDMX continúa en semáforo rojo

Un día sin IVA

Este viernes se activó en Colombia el “Día sin IVA”, una promoción que buscó reactivar la economía del país, sin tomar en cuenta que el consumidor rompería la cuarentena en que el distanciamiento social y el resguardo son clave para evitar el contagio de este patógeno.

La iniciativa de reactivación económica buscó que muchos comercios pudieran reactivar sus ventas, al poder ofrecer sus diversas categorías de productos libres de IVA, es decir sin el descuento de 19 por ciento que es lo que se cobra en ese país por dicho concepto.

La medida ha generado todo tipo de reacciones, como las evidentes aglomeraciones en puntos de venta físico por parte de los consumidores, lo que los llevó a olvidarse de la pandemia de COVID-19 que se vive en ese país.

Muchos críticos lamentaron que esta promoción se activara en puntos de venta físicos y no solo por internet, que hubiera sido el medio adecuado para implementar una promoción de este tipo, considerando que los contagios por COVID-19 están a la orden del día, sobre todo en Latinoamérica, el país al que ha llegado esta enfermedad y en donde no ha cesado el número de casos positivos a este patógeno.

Zara ha dado una opción a sus empleados

Vender en medio de la contingencia

La contingencia por el COVID-19 ha impuesto toda clase de retos para las marcas y entre estos desafíos están los que tienen que ver con la migración a digital, un canal que se ha vuelto relevante para activar campañas comerciales de valor, entre estas campañas encontramos pautas como las que tienen que ver con la innovación, entiéndase con la adopción de canales que antes no figuraban en estos negocios, como el hecho de vender a través de comercio electrónico.

Dicho esto, un aspecto que no podemos olvidar es el identificar los estilos de vida y hábitos de los consumidores, cómo se están adaptando para poder desempeñar mejores estrategias en el mercado.

El libro que te explica el modelo de negocio de Amazon

Comercio electrónico, la oportunidad

El comercio electrónico ha sido la gran oportunidad que han encontrado las marcas tradicionales de mantener activo sus negocios, sobre todo en un instante en que a partir de esta identificación se logran tareas cada vez más relevantes, como las que advierten el valor del mercado, sobre todo cuando este se ha destacado de forma digital.

Ante este escenario, un elemento que no podemos perder de vista es el que nos alerta de la forma en que las marcas han logrado adoptar el comercio electrónico y otras pautas, para poder advertir una mayor capacidad de entender el mercado y lograr responder con productos a las necesidades que va presentando.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299