Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

En la vida como en el marketing, sin vínculo no hay conexión, 3 componentes claves para construirlo

Hoy en día necesitamos construir relaciones duraderas con nuestros clientes que logren crear un vínculo indestructible de confianza

El Día de las Madres me motivó a escribir esta semana acerca la semejanza que encontré entre el vínculo que construyes con tu hijo cuando nace y el vínculo y la conexión que podemos crear con nuestros clientes.

“El vínculo cumple un rol fundamental en el desarrollo de todo sujeto, ya que guía el desarrollo de sí mismo, otorgándole un sentido de unicidad y particularidad a la experiencia del sujeto” (Peillard y Valentino, 2003).

Ahora bien, partiendo de la premisa que la construcción del vínculo no es algo que se da de manera espontánea si no que se da a través del tiempo, esto lo es también con nuestros clientes.

El primer componente que considero importante es el deseo; el deseo tiene un poder mágico con los bebés y las mamás que conocemos profundamente a nuestros hijos sabemos claramente, aunque aún no hablen, sabemos lo que desean sin necesidad de que nos lo digan, interpretamos cuando tienen hambre, o tienen sueño, están cansados etc…

Con los clientes es algo similar para poder conocerlos, cuáles son sus motivaciones, expectativas tenemos que saber qué es lo que desean y necesitan, muchas veces no hacemos las preguntas correctas o como es tal vez un producto similar al que ya habíamos tenido experiencia creemos que debe de resolverse igual manera o simple y sencillamente ya ni hacemos preguntas.

Es semejante por ejemplo en la oferta de un producto o servicio, que es lo que el consumidor busca realmente porque muchas veces está un poco oculto y no lo queremos ver, o simplemente pensamos que eso es lo que quieren sin investigar más a profundidad. Por eso hoy en día las redes sociales nos ayudan mucho a entender ese deseo porque es una plataforma donde se pueden expresar libremente y es ahí donde podemos conocer más sus deseos.

Después sigue la identificación cuando tienes un bebé hay una edad que todo te imitan y les gusta hacerlo hasta parece de cierto modo gracioso para ellos, de la misma manera también te ven como un líder a seguir, pero lo importante aquí es que seas un modelo para ellos y no sólo les digas lo que es correcto si no que te vean a ti también hacerlo.

Lo mismo pasa con los clientes si ellos no ven en ti a una persona confiada en lo que hace y siendo coherente con lo de dices y lo que haces, no construyes ese vínculo y esa conexión que buscas.

Por último, el creer; un bebé sigue a su mamá ciegamente y todo lo que le cuenta lo cree porque somos en ese momento su todo, hay ciertas edades en donde a los bebés les gustan los cuentos y todo lo que gira alrededor de la magia, los duendes, es real y lo creen.

Lo mismo pasa con nuestros clientes si quieres en realidad persuadir tus clientes deben creerte deben de estar convencidos que todos los puntos de comunicación que tienes con ellos son reales y que como dice el dicho “Las palabras convencen, pero el ejemplo arrasa”.

Hoy en día necesitamos construir relaciones duraderas con nuestros clientes que logren crear un vínculo indestructible de confianza donde se establezcan conversaciones que nos ayuden a ambos a crecer.

¿Qué otro componente crees que es importante para construir el vínculo entre tu cliente y tú?

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados