En la batalla entre influencers, celebrities y micro influencers ¿qué le conviene más a tu marca?

Influencers marketing

La industria del influencer marketing valdrá 10 mil millones de dólares para 2020 y será Instagram la plataforma que tendrá el liderazgo, ya que diariamente es revisada por 400 millones de usuarios, según MediaKix.

Su principal rol se desarrolló en la medida en la que los estrategas creyeron que se convertiría en un área principal de la inversión en marketing digital.

influencer-marketing-rol
Fuentes: Statista, Traackr, TopRank Marketing, Altímetro.

Los influencers acapararon las estrategias de publicidad durante 2018, pero este 2019 la tendencia no apunta precisamente a la confianza de los consumidores en ellos.

El caso más claro lo protagonizó hace unos días Rawvana, una youtuber vagan con más de 2 millones de suscriptores (hasta el momento de la publicación de esta nota), cuya popularidad se debe a sus recomendaciones de alimentación, fue viralizada comiendo pescado.

Su credibilidad se vio severamente afectada en un segundo y con ella la de sus patrocinadores, una práctica que ha sido recurrente entre los influencers en los últimos meses.

Esto, hace dudar a cada vez más marcas de sumarse a una campaña con el apoyo de figuras de esta índole. Aunado a esto, tienen en contra que el 38 por ciento de los consumidores los dejaría de seguir si publican contenido que no se alinee con sus valores, opiniones personales y ética. Sin embargo, la ventaja es notoria en cuanto al alcance que sus millones de seguidores ofrecen.

Micro influencia

Así, el marketing encontró en los micro influencers (de menos de 30 mil seguidores) una alternativa para hacer más confiable la opinión de una figura en redes sociales, pero sin hacer evidente que sus millones de followers atrajeron a una marca parque publicara contenido pagado.

Natalia Olaso, creadora de contenido, compartió en el evento Digitrends en España, que aportan “mayor fiabilidad, interactividad y engagement con el público”.

En México, el ejemplo es lo que está haciendo Corona. La cervecera tiene una campaña en la que retan a mencionar a un seguidor de los equipos de la Liga MX en Twitter, a quien los usuarios consideren su influencer favorito y fiel fan de las escuadras más populares, como América, Chivas o Pumas.

Una vez seleccionados, los llevan a entrenamientos o al estadio y estos publican contenido sobre su experiencia. Una forma inteligente de recordar la relación marca-futbol que la cervecera mantiene. Incluso con la Selección Mexicana, como lo hicieron en la presentación del nuevo jersey.

La desventaja es que el alcance no es macro, como sí ocurre con los influencers, es por ello que para los casos en los que la marca necesita ese alcance, pero con la confianza de que el personaje será confiable, existen las celebrities.

Celebridades y su alcance

Las celebrities pueden ser figuras o líderes en su segmento que a la vez tienen la capacidad de un inlfuencer, como es el caso de Kevin Durant, cuya reciente serie con Alaska Airlines lo convierten en un embajador de marca, pero en papel de celebridad guiando a los espectadores por el mundo.

Esta práctica tiene las ventajas mencionadas, pero en contra existe la enorme inversión que debe desembolsar una marca para conseguir una figura de ese tamaño.

Un estudio de la World Federations of Advertisers reveló que los influencers celebrities representan el 28 por ciento del gasto anual de influencers en comparación con el 40 por ciento de los micro influencers.