En el nombre lleva la fama

Por: Luis Miguel Martínez
Twitter: @lmuia

Todas las marcas, en el corazón, tienen el vestigio de un sello personal —algunas marcas, sin duda, con más fuerza que otras. El hombre de negocios, necesita discernimiento y disciplina continua, para distinguir entre el genio particular de la definición de marca… y la implementación colaborativa y de manos múltiples para la marcas. Así, surge la duda ¿qué virtud tiene un nombre propio o un apellido para convertirse en marca y perdurar?

Al llegar el momento de decidir la marca de un producto o servicio, comienza un proceso de bautizo, crítico para el ciclo de vida de estos. De esta forma, el branding se convierte en una de las operaciones más críticas que garantizan que la inversión en un negocio prospere. Ciertamente, será también de las más emocionantes.

La agencia de branding neoyorkina Merriam Associates desarrolló una taxonomía de los nombres de las empresas, productos y servicios, encontrando estas categorías:

  • Abreviaturas – Microsoft, Telmex
  • Acrónimos – IBM,
  • Aliteraciones – Dunkin’ Donuts
  • Apropiaciones – Blackberry
  • Raíces clásicas – Avis, Quálitas
  • Composición – PageMaker
  • Descriptivas – General Motors, Banco del Bajío
  • Evocativas – Kitchen Aid
  • Fabricadas – Kodak
  • Palabras extranjeras – Nissan
  • Fundadores – Hewlett Packard, Grisi, Sanborns
  • Geografía – Budweiser, Farmacias Guadalajara
  • Historia – Cisco, Azteca
  • Humor – Yahoo!
  • Ideofonemas – V-8
  • Fusión – Rolls-Royce
  • Mimética – Krispy Kreme
  • Mitología – Nike, Elektra
  • Onomatopeya – Kisses
  • Oxímoron – Victoria Secrets

De acuerdo a la lista que publica Merca2.0, la mayoría de las marcas mexicanas resultan de composiciones, de los nombres de sus fundadores o de abreviaturas. Entre las que llevan los nombres de sus fundadores, encontramos en dicha lista: Coppel (Enrique Coppel), Sanborns (Walter y Frank Sanborn), Gayosso (Eusebio Gayosso), Deportes Martí (Domingo Martí) y Productos Grisi (José Grisi). Mientras que en el mundo encontramos marcas como IKEA, McIntosh, Ferrari y Dolby.

El acrónimo IKEA tiene una historia muy interesante. Es una combinación de las primeras iniciales del fundador sueco Ingvar Kamprad, más las primeras letras de los nombres de la propiedad y el pueblo donde creció. Esta formada Ingvar Kamprad Elmtaryd Agunnaryd, abreviado como IKEA. Una marca mexicana similar es MABE, que resulta de Egon Mabardi y Francisco Berrondo.

La visión del ingeniero Frank McIntosh, para construir un mejor amplificador desafió lo que se creía posible. Gordon Gow y Frank diseñaron el famoso “Unidad circuito acoplado”. Así fundaron McIntosh. Sus famosos amplificadores, fueron utilizados en el célebre concierto de Woodstock y son sinónimo de la excelencia en audio.

Enzo Ferrari, “il Commendatore”, fue un piloto italiano de automovilismo, empresario, fundador de la Scuderia Ferrari Grand Prix (equipo de carreras), y posteriormente de la marca de automóviles Ferrari.

Uno de los más grandes ingenieros electrónicos murió … Ray Dolby. Como marca, Dolby existe en millones de películas y productos de audio. Como ingeniero, vive en la esencia del margen de ganancia de los sistemas. Gracias a los desarrollos de Dolby escuchamos música libre de ruido.

¡No te desconectes!

Más notas del autor:
La televisión social
Relojes e inteligentes
¿De qué color tienes los calzones?

loading...