Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Empresario usa “pacas” para llevar Zara a Rusia y burlar bloqueo de marcas

Con “importaciones paralelas”, sistema similar al de "pacas" en México, un empresario llena el hueco que dejó Zara en Rusia.
  • Zara es vendida nuevamente en una ciudad rusa, pese a que la marca paró operaciones en el país por la invasión a Ucrania.

  • Consumidores de moda en el lugar ahora tienen una tienda que importa modelos de las marcas de Inditex con un costo mayor.

  • Esto, gracias a la nueva ley rusa de “importaciones paralelas” que permite la entrada de una lista de determinados productos.

 

Ante el éxodo de cientos de empresas, en protesta contra la invasión de Rusia a Ucrania, la Duma o Cámara baja del Parlamento de Moscú legalizó las “importaciones paralelas” para burlar las sanciones comerciales de las marcas contra las acciones de Vladímir Putin, por lo que nuevos esquemas de negocio han surgido para cubrir la necesidad de consumo de la población rusa, un ejemplo de ello es la tienda de ropa Panika, que emula el sistema de “pacas” mexicano y ofrece modelos de Zara, Massimo Dutti y Stradivarius, aunque estas no operen formalmente en el país.

De acuerdo con lo anunciado por el presidente de la cámara de diputados, Viacheslav Volodin, el objetivo de esta ley es proteger la economía de Rusia y facilitar el comercio de los artículos y productos de una lista autorizada de importaciones, los cuales contemplan productos legalmente fabricados en otros países que se importan sin permiso del titular de los derechos de propiedad intelectual (según la propia definición de la Organización Mundial de Comercio).

Estas “importaciones paralelas” estaban prohibidas desde 2002 y a partir del 6 de mayo de 2022 se reactivó para poder llevar a los consumidores las marcas conocidas en electrodomésticos, computadoras, celulares, relojes inteligentes, cámaras fotográficas, muebles, ropa, zapatos o juguetes, etc.

Muchas corporaciones occidentales interrumpieron actividad en Rusia a inicios de año, arrastrando pérdidas de ingresos hasta ahora y mermando el valor de su propiedad industrial en el territorio, pues no pueden proteger sus patentes y marcas son en el territorio ante su postura protestante contra la guerra.

Tan sólo para H&H el costo de abandonar definitivamente Rusia, según la consultora local Kommersant, será de unos 180 millones de euros, cifra que ascendería a 300 millones de euros en el caso de Inditex. Esto sin contar que los dueños de los centros comerciales donde operaban estas tiendas de moda ya empezaron a demandar a las compañías una indemnización por el cierre de sus establecimientos.

De acuerdo con un estudio de McKinsey, el 30 por ciento de los ejecutivos del mundo de la moda consideran que el principal desafío se encuentra en la cadena de suministro y administración de inventarios, mientras que el 14 por ciento se encuentra preocupado por la sustentabilidad y 10 por ciento más por la recuperación ante la contingencia sanitaria por Covid-19.

No obstante, en términos globales, el 32 por ciento de los expertos de esta industria, califican el ecosistema digital como una oportunidad para detonar el rol de la moda y su propiedad intelectual en apparel.

 

Empresario vende “pacas” de Zara y mantiene marca en Rusia

Pese a la salida física y operacional de las marcas de la española Inditex en Rusia, un empresario de ese país se las ingenió para vender productos de Zara, Massimo Dutti y Stradivarius mediante el nuevo sistema de “importaciones paralelas”.

Seis meses después de que la firma de moda decidiera abandonar al país invasor como parte de las medidas comerciales que buscan frenar la guerra, el establecimiento Panika abrió sus puertas en la ciudad de Krasnoyarsk, localidad de más de un millón de habitantes.

El empresario en cuestión se llama Alexander Gorbunov y es dueño también de una cadena de ferreterías en Rusia; el hombre vio la oportunidad en un mercado en que tan sólo el gigante de moda español había cerrado 500 tiendas en apoyo a Ucrania.

Gorbunov encontró el negocio claro con el que ha consolidado una amplia cartera de clientes, enfocados sobre todo en aquellos compradores rusos fieles a Inditex.

Según ha dicho a medios locales, la estrategia es comprar la ropa en las tiendas oficiales de las marcas y transportarlas hasta su local de Krasnoyarsk; después aplicará un incremento de precio para hacer frente al costo de entre 200 y 300 rublos por “paca”.

“Tengo un amigo que vive en Kazajstán y ha registrado una entidad legal allí. A través de esta entidad legal, compra productos en las tiendas locales de Zara, luego me los revende y los envía a Krasnoyarsk”, expuso el empresario en una entrevista local.

De esta forma, los rusos podrán volver a encontrar las líneas de vestimenta nuevas de Zara, haciéndole frente a su competencia directa, H&H, quien también encontró la forma de regresar a Rusia, pero sólo de forma momentánea para vender los productos que le quedaron en stock y no tener que deshacerse de ellos.

 

 

 

Ahora lee:

Zana, la marca que derrota a Zara en Reino Unido

Zara Vs. C&A: Empleados muestran cómo es un día de trabajo en sus tiendas

Zara abre en Morelia y tienda con elevador sorprende a locales

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados