CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Empleado “sembró errores” periódicos en su software para ser indispensable

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Siemens investigó por meses hasta que encontró código oculto cuya única función era provocar fallos que sólo el programador podía solucionar.

Trabajar una vez y después vivir de eso para siempre. Algo de esto parece haber pensado David Tinley, un empleado de Siemens de Pensilvania, en los Estados Unidos.

El programador, que ahora tiene 62 años, encontró la forma de volverse indispensable para la compañía al dejar el puesto y trabajar de forma independiente: diseñó un software que “fallaba” periódicamente y únicamente el podía arreglar.

La historia, según relata Xakata, comenzó allá por el 2000, cuando Tinley era empleado de la firma y diseñó un programa en base a hojas de cálculo que Siemens usaba para gestionar pedidos de equipamiento eléctrico.

Sin embargo, lo que la firma no sabía era que dentro de unas macro de esas planillas de Excel, había código cuya única función era mostrar un fallo cada determinada cantidad de tiempo aleatorio.

El software en realidad no fallaba, sólo parecía que tenía problemas porque mostraba una serie de mensajes de error que, en rigor, habían sido cuidadosamente “plantados” por Tinley para que lo llamaran a él para que los solucione.

Los fallos ocurrieron desde 2002 hasta 2016. Ese año, Siemens llamó a Tinley, pero no estaba en la ciudad, por lo que la empresa insistió en que les entregara la contraseña para resolver un pedido urgente.

Tinley dio el password… y ese fue su fin.

Siemens encontró fallas programadas en los scripts de las planillas de cálculo y puso a expertos a analizar si habían sido puestas a propósito.

Empleado programó errores periódicos en su software para ser indispensable

Según Siemens, gastó 42 mil dólares en averiguar la “trampa” del empleado con el software. Esto se sumó en el texto de la demanda que la empresa presentó contra el exempleado, a quien acusó de fraude, de solucionar errores inexistentes y de cobrar por ello. La demanda dice que había código “sin ningún valor funcional, más allá de hacer de colapsar el software de manera aleatoria”.

Juicio, empleado y software

Al comienzo del juicio, Tinley negó todo y dijo que ese código era para proteger su trabajo. Además, culpó a Microsoft por las actualizaciones para Excel.

Unos días más tarde, el ex empleado admitió los hechos y se declaró culpable de manipular el software. El fiscal pidió 10 años de prisión y una multa de 250 mil dólares. La sentencia: seis meses de cárcel y una multa de 7.500 dólares.

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados