Emiten fecha tentativa para la final de la Copa Libertadores; no se jugaría en Argentina

De acuerdo con un comunicado de Conmebol, el partido de vuelta se jugaría el 8 y 9 de diciembre, aunque la hora y sede todavía están por definirse.

Copa Libertadores
Foto: Conmebol
  • La Final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate se jugaría el 8 o 9 de diciembre.

  • Por la delicadeza de la violencia entre aficiones, el encuentro no se jugaría en Argentina

  • La decisión final, según la Conmebol, dependerá del fallo del comité disciplinario.

La Conmebol anunció este martes la tentativa nueva fecha para que se juegue la final de Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, encuentro cancelado durante el fin de semana pasado por diversos disturbios extracancha.

De acuerdo con un comunicado, el partido de vuelta se jugaría el 8 o 9 de diciembre, aunque la hora y sede todavía están por definirse.

Tras la reunión entre los presidentes de los clubes River Plate y Boca Juniors en la sede de la Conmebol en Paraguay, la organización emitió un comunicado en el que se refiere a los hechos de violencia que causaron la cancelación del partido este fin de semana en Buenos Aires y dice que “resulta prudente que el partido final no se juegue en dicho país”.

La decisión final, según la Conmebol, dependerá del fallo del comité disciplinario.

Desde Luque, Paraguay, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, hace un llamado a los presidentes de River Plate y Boca Juniors para que envíen un mensaje a los aficionados de respeto y de que “el fútbol no es violencia, podemos competir, pero se resuelve con goles”.

El sábado, el autobús de Boca fue atacado por un supuesto grupo de simpatizantes del River, a unos metros del Estadio Monumental, que produjo lesiones en varios futbolistas, el encuentro había pasado para el domingo.

A unos minutos de que fuera abierto el estadio, el también llamado Xeineize pidió la suspensión del partido y la aplicación del artículo 18 de “Sanciones que se pueden imponer a las asociaciones miembro” y clubes del Reglamento Disciplinario.

El máximo dirigente de la Conmebol sostuvo que el consejo del organismo no garantiza el espectáculo entre estos dos equipos, que llegaron a la final por mérito propio.

“Creemos que tenemos que dar las condiciones para que ambos clubes tengan la oportunidad de recuperarse”, indicó.

Ahora se abre el interrogante de cuándo se disputará el encuentro. Además, que el gobierno argentino ha hecho una petición especial para que el partido no se juegue durante la semana del G20.

La cumbre entre presidentes se producirá entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre.