CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Elecciones 2018: decisión libre y soberana

Las elecciones presidenciales resultan históricas por el presupuesto y la participación de dos candidatos independientes; sin embargo, también se presentan como los sufragios de la hiperconectividad.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Portada del mes: Merca2.0 Mayo 2018

El próximo 1 de julio, los mexicanos decidirán al próximo presidente o presidenta de la nación. A unas semanas de haber comenzado las campañas electorales en México, el pasado 30 de marzo, la estrategia digital se hace presente y nos da muestra del significado que tiene para las diversas fuerzas políticas.

La ola de noticias falsas no es lo único que ha empañado el inicio de los comicios, sino también los trending topic generados a favor de uno u otro presidenciable.

Los candidatos han intensificado el uso de las redes sociales e internet con la principal finalidad de incitar el voto de las personas que pasan sus ratos de ocio en esos medios y que pudieran estar indecisos de votar. Todo aprovechando vacíos que existen en nuestras leyes.

En México, el 63 por ciento de los usuarios de internet tienen edad de votar y destinan más de tres horas y media, así que como mercado meta de una campaña política resulta muy interesante, según mostraron datos de la Asociación Mexicana de Internet.

El estudio agrega que para estos usuarios la tercer y cuarta actividad más frecuente en internet es ver videos y acceder a redes sociales, respectivamente. De cada 10 internautas en México, seis acceden a las redes sociales y de esos seis, 60 por ciento consultan sus perfiles a diario.

Sin embargo, para el experto en Comunicación Política de la Universidad Autónoma de México, Carlos Maciel Ortega, los políticos mexicanos han empezado a usar estos medios como una herramienta propagandística dejando de lado el verdadero poder que tienen: el acercamiento con la población.

“El número de seguidores o likes no funcionan, los jóvenes, pese a que están mucho tiempo en la red, se sienten más identificados con un candidato al escuchar sus discursos o dichos y no en una imagen en algún mitin”, indicó el académico en una ponencia celebrada en la máxima casa de estudios durante el mes de marzo.

¿Pero qué nos dice este target?

No sólo ha crecido el número de usuarios, sino la brecha de tiempo de exposición, barrera de edad y de nivel socioeconómico. En este sentido, es importante ver la importancia que va a jugar el internet, especialmente las redes sociales durante las elecciones.

Por un lado, hay una mayor capacidad de penetración del medio y una mejor segmentación de los targets; las métricas y el control que ofrecen sobre la eficiencia y rentabilidad de los impactos es otra ventaja por encima los medios tradicionales.

En tiempos electorales y de coyunturas políticas, el internet se convierte en un importante protagonista, pues tiene la capacidad de masificar el mensaje y hacerlo viral, este fenómeno puede marcar tendencias en el pensamiento colectivo, ya que puede convertir un mensaje boca a boca en un discurso con gran capacidad de penetración.

Los equipos de campaña tienen especialistas en el manejo de las redes sociales, generación de contenido y expertos en la medición de los impactos, nada es casualidad, aunque así lo parezca, todo está medido, incluso desde el día, la hora y la forma en que los impactos son lanzados al electorado.

La legislación mexicana se quedó en los medios tradicionales, dejando en descontrol los medios digitales, esto genera una serie de problemas en la forma en que se regulan estos espacios, más aún cuando los impactos más importantes se van a generar en las redes sociales.

“Las redes son un canal de comunicación muy importante y debemos verlas como eso, no como una herramienta para muestrear la intención del voto”

 Heidi Osuna, socio directora de Enkoll

Para Heidi Osuna, socio directora de Enkoll, señala que estas elecciones se caracterizan por la participación de las redes sociales en su máximo esplendor, por lo que es necesario tener un especial cuidado en la información que salgan de estas plataformas.

“Las redes son un canal de comunicación muy importante y debemos verlas como eso, no como una herramienta para muestrear la intención del voto, ya que de los 71 millones de usuarios de internet que hay, gran parte del público es de siete años en adelante, lo que nos dice que no todos los que son usuarios podrán votar”, dijo la ejectuva a Merca 2.0.

Actualmente, el promedio de uso del internet en México es de ocho horas contra tres de la televisión, esto permite inferir la dimensión de la exposición de los medios digitales; sin embargo, es importante poner en la mesa que la gran cantidad de medios y la facilidad con la se puede accesar a la publicación digital.

Por una parte, estos contenidos han generado una mayor cantidad de material de análisis y opinión, desde voces serias hasta las más falsas y tendenciosas; en contra sentido, también se ha modificado la forma de rivalizar en el terreno electoral, usando la capacidad de masificación del impacto como herramienta para hacer campañas negativas y de influencia.

¿Qué están haciendo los candidatos?

Los candidatos están capitalizando estos recursos y sus estrategas se están enfocando en cómo llegar más fácil al público y los datos refrendan esa idea. Por un lado, Andrés Manuel López Obrador concentra la mayor parte de las conversaciones con poco más del 40 por ciento del total, lo que lo convierte en el candidato del que más se habla en las redes sociales.

Durante el periodo del 10 de marzo al 10 de abril, los candidatos a la presidencia generaron un acumulado de 4 millones 842 mil 795 menciones en Twitter, con la cuenta “@lopezobrador_” encabezando la lista con un millón 727 mil 130 menciones, según proyectó la plataforma TweetReach.

Mientras que José Antonio Meade se ubica en el segundo lugar en menciones con el 31 por ciento de la conversación.

Destaca que, contrario a lo que ocurre con las encuestas en el mundo físico, Zavala se ubica como la tercera más mencionada por encima de Ricardo Anaya. Como era de esperarse, “El Bronco” se ubica en el último lugar de la conversación.

Los candidatos a la presidencia generaron un acumulado de 4 millones 842 mil 795 menciones en Twitter

En cuanto a la intensidad con la que mencionaron en Twitter a los aspirantes a la presidencia, los días con mayor actividad fueron del 1 al 5 de abril, representada como la primera semana de la campaña.

Recordemos que la campaña a los más de 3 mil cargos públicos, incluido presidente, comenzó el 30 de marzo, previo a esto los aspirantes estuvieron en intercampaña para definir a sus representantes en la boleta.

En cuanto al horario, los usuarios de Twitter intensifican las menciones a los usuarios a partir de las 18:00 horas, siendo las cuentas de “@JoseAMeadeK” y “@lopezobrador_” las que tienen mayor actividad.

Llama la atención que la cuenta de “@jaimerdznl” es una de las cuentas que manifiesta actividad intensa junto con las de López Obrador y José Antonio Meade, siendo de 8:00 a 12:00 horas los horarios en donde las interacciones de los candidatos emparejan.

¿Qué deben hacer las autoridades?

En la actualidad el internet juega un papel clave en la comunicación electoral, ya que un nada despreciable 63 por ciento de la población es usuaria de internet, además con un promedio de uso del medio de siete años, es decir, un medio que empieza a madurar muy rápido y que los canales de acceso son muy diversos y variados, el impacto puede llegar cuando estas en la casa, en el trabajo o la escuela, incluso en cualquier lugar a través de los dispositivos móviles.

Por esta razón, la inversión en ciberseguridad debe ser una prioridad para las autoridades para evitar que se puedan vulnerar los sistemas electorales, indicó este miércoles John F. Banghart, exdirector de Ciberseguridad del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Durante el foro de análisis “Ciberseguridad en las elecciones”, apuntó que hay un riesgo real de que los sistemas sean hackeados y no registren los votos, incluso cambien los sufragios y alteren los resultados.

Banghart dijo desconocer la capacidad que tienen las organizaciones criminales en México para intervenir en los sistemas de votación; sin embargo, señaló que generalmente los ciberdelincuentes están en otros países.

“Es necesario formar jóvenes expertos en ciberseguridad, y por otro lado, contar con especialistas que puedan traducir lo riesgos que tienen los ataques cibernéticos y así se puedan tomar las mejores decisiones”.

Aclaró que el tema de las noticias falsas no tiene relación alguna con la ciberseguridad, pues para propagarlas no se necesita violar un sistema, más bien tiene que ver con la influencia que lleguen a presentar.

Además, la ciberseguridad no sólo se trata de cuestiones tecnológicas, por lo que a nivel mundial se deben analizar las políticas legales.

De acuerdo con John F. Banghart, para entender la importancia de invertir en ciberseguridad, primero las instutuciones tienen que entender la importancia que tiene la información que está en sus manos.

 

Otros artículos exclusivos para suscriptores