El uso del gris, la tendencia para reducir el tiempo destinado al celular

Al cambiar la pantalla a la escala de grises, se reduce significativamente la atención que se le da a los celulares, según diversos expertos en neurociencia

Apps varios
Imagen de Bigstock

Uno de los objetos que no le puede faltar a las personas es el celular, la penetración en el uso de los teléfonos móviles es descomunal en los diferentes segmentos de la población; tanto es que, según datos de Statista, los individuos en Estados Unidos revisan 47 veces su móvil, al tiempo que el 85 por ciento sigue interactuando con su unidad incluso cuando se encuentra con familiares y amistades.

En México los números son similares, de acuerdo con eMarketer, el número de usuarios en el país será de 88.1 millones durante este año, mientras que para el 2019 se incrementará en 89.7 millones de unidades. Sin embargo, en lo que respecta a la penetración del uso de los teléfonos móviles, año con año va a la baja, durante el año pasado fue de 2.3 por ciento; mientras que para 2018 será de 2.1 por ciento; en tanto, para 2019 disminuirá a un 1.8 por ciento.

Mientras que en lo referente a la frecuencia de uso, el 81.7 por ciento de las personas usan a diario su celular, al tiempo que el 13.7 por ciento lo utilizan una vez por semana; una vez al mes, el 2.7 por ciento; y una vez cada tres meses, 0.3 por ciento durante 2016, según el INEGI.

Una de las explicaciones que se dan a este fenómeno tiene que ver con el uso del color en los logos de las aplicaciones con el objetivo de llamar la atención de las personas, algo que es bien sabido por la gigantes tecnológicas de Silicon Valley como lo son Facebook y Google. Lo saben y explotan de tal forma que recurren a firmas que investigan el campo de la neurociencia para saber a precisión la respuesta de los cerebros a los colores en las herramientas digitales, qué produce placer y qué llama la atención.

Es por ello que diversos personajes han buscado la forma para que la importancia que se le da al móvil se reduzca considerablemente; una reciente publicación de The New York Times indicó que una de las tendencias para erradicar este fenómeno tiene que ver con alterar la pantalla de los smartphones, se trata de eliminar el color y utilizar la escala de grises.

Según el medio, incluso do inversionistas solicitaron a Apple que encontrara la forma de ayudar a los padres a limitar el uso que hacen los hijos de los iPhone así como las iPads. Por su parte, Mack McKelvey, directora de la firma de mercadotecnia SalientMG, consultada por el medio, señaló “nadie compra cajas de cereal blanco y negro, la gente compra aquellas que tienen colores estimulantes, y estas aplicaciones han desarrollado mosaicos muy lindos, formas muy vistosas y colores muy brillantes”.

De acuerdo con Thomas Z. Ramsoy, director de ejecutivo de Neurons, precisó que las empresas utilizan colores para provocar decisiones subconscientes, por lo que al volver gris la pantalla, se acaba la manipulación, al hacer esto se reintroduce la “atención controlada”.

De este modo nos damos cuenta como es que el uso del color tiene un impacto mayor en una industria que ha llegado a tal grado que se ha vuelto en un imprescindible en la vida de las personas. Asimismo, el hecho de poder modificar los colores en la pantalla permitirá a los usuarios ser dueños de las situaciones, al tiempo que para las aplicaciones, esto supondrá un nuevo reto para captar la atención de los consumidores.