x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿El transporte público es un peligro real para contraer coronavirus?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Desde que la pandemia de coronavirus comenzó a extenderse, las personas se alejaron unas de otras y dejaron de usar uno de los servicios básicos en toda ciudad: el transporte público. Sin embargo, pese a la creencia que se tiene de que estos espacios pueden ser centros de contagios, no hay una evidencia de verdad sólida que apunta a que así sea. Por la sencilla razón de que no se tienen certezas de que el transporte público haya detonado alguno de los brotes que se han dado a lo largo y ancho del mundo.

Por ejemplo, de los 386 brotes de covid-19 registrados en Paris durante mayo y mediados de julio, ninguno de ellos provino del transporte público. Destinos como Tokio y Nueva York, urbes aglomeradas y con uso frecuente del transporte público, tampoco encontraron muestras de que algún brote haya venido de estos espacios.

Sin embargo, pese a ello es necesario apuntar que eso no exime a estos espacios de ser sitios sin peligrosidad alguna. De hecho, cabe señalar que hay tres factores que hacen que estos espacios pudieran convertirse en focos de contagio: aglomeraciones, espacios cerrados y mal ventilados y una alta interacción entre las personas.

Tomando en cuenta que muchas ciudades están reduciendo la afluencia de público para evitar precisamente la saturación, se puede entender el porqué el transporte público hasta el momento no ha sido una amenaza real para los contagios de covid-19. En ciudades como Berlín, el metro y los autobuses estiman que su uso se está dando apenas con un 60 o 70 por ciento de los niveles de usuarios habituales, y en París el metro está en el 45 por ciento de sus niveles normales. Ello ha hecho que las personas puedan guardar a la perfección su distancia social y que las aglomeraciones no sean un problema.

También puede interesarte:

COVID-19 en México: Estas tres tecnologías están ayudando a combatir los efectos de la crisis

Sitio del día: Una página dedicada al estado de la COVID-19 en México

Un dato curioso

Michael Reid, experto en rastreo de contactos y profesor en la Escuela de Medicina de San Francisco, de la Universidad de California, apunta un hecho que alcanza cierta lógica: viajar en metro es menos peligroso que estar en un restaurante. Las razones son que en el metro por lo general la gente no habla y usa cubre bocas. En cambio, en un restaurante, la gente no usa el cubre bocas, ya que está comiendo, y se encuentra charlando la gran mayoría del tiempo. Con ello se elevan las probabilidades de que haya gotitas de saliva infectadas de coronavirus. 

En México…

Sin embargo, en México, la Secretaría de Salud estableció fuertes medidas para evitar los contagios en el transporte público, un espacio por el que transitan millones de mexicanos a diario y cuya demanda se ha visto de nuevo al alza a partir de la apertura de diversas industrias. Lo anterior incluye sentarse a un asiento de distancia, hacer el estornudo de etiqueta, usar cubre bocas y gel antibacterial antes de subir y bajar del transporte.

También es importante no tocarse la cara, especialmente si se estuvo en contacto constante con los tubos. Igualmente se solicitó a los dueños de autotransportes la constante desinfección de las unidades durante el recorrido y al finalizar el mismo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

YouTube

Youtube capacitará a creadores de contenidos

Youtube está formalizando cada vez la producción de contenidos, con lo que busca establecerse en el mercado, donde ya domina como una de las plataformas de streaming más importantes en el mercado.